Museo de la cuchillería. Taramundi.

TARAMUNDI

Este fin de semana hemos visitado Taramundi. Y no sabéis cuánta belleza encierra este pueblito asturiano, cuna del turismo rural.

¡Realmente nos hemos enamorado!

Taramundi.
Taramundi.

Este municipio asturiano, que linda con Galicia, está enclavado en una zona montañosa de inigualable belleza, inmerso entre bosques, bañado por ríos y adornado con tradicionales casas de piedra y tejados de pizarra.

Se habla el eonaviego (variedad lingüística que se extiende por la comarca asturiana comprendida entre los ríos Eo y Navia). Se conoce también como el gallego-asturiano.

Taramundi se agrupa en cuatro parroquias: San Pedro de Bres, San Julián de Ouria, San Martín de Taramundi y Nuestra Señora de las Nieves en Veigas, siendo la capital Taramundi, la única que supera el centenar de habitantes.

Vistas desde Taramundi.

¿Qué ofrece al visitante?

Artesanía, gastronomía, museos, naturaleza, rutas de senderismo.

Sus principales actividades económicas se pueden llevar a cabo gracias a estos dos preciados bienes que regala su entorno:

  • El agua (es fundamental para el funcionamiento de los molinos y el desarrollo de la artesanía, como por ejemplo la cuchillería)
  • La naturaleza (rutas de senderismo, turismo rural).

Cuna del turismo rural

Aquí es donde nació el turismo rural, en el año 1984. Fue una buena solución al decrecimiento demográfico debido a la emigración. Se ideó restaurar la antigua casa parroquial y crear así un complejo hotelero en La Rectoral.

La Rectoral. Taramundi.
La Rectoral. Taramundi.

A partir de ahí los visitantes de Taramundi no han dejado de crecer en número, de ahí la amplia oferta de alojamientos, servicios, exposiciones, lugares restaurados, rutas de senderismo o de BTT por ese entorno privilegiado montañoso. La UNESCO la premió con el galardón de Reserva de la Biosfera.

  • Rutas de senderismo

    • Ruta del Agua
    • Ruta de los Ferreiros
    • Ruta de los Molinos
    • Ruta Teixo – Os Teixois (molinos)
    • Ruta de Ouroso
    • Ruta de Eiroá
  • Rutas en bicicleta de montaña

  • Rutas a caballo

Artesanía

Es importante señalar la importancia del sector artesano en los últimos años, que está en auge con miles de artesanos registrados y más de 60 tiendas y 550 talleres en la comunidad gallega, dando empleo a más de 5.000 personas. Este ámbito se está consolidando como una vía de dinamización económica y turística, especialmente en el turismo rural.

Taramundi es famosa por su artesanía, siendo el primer municipio del Principado de Asturias, que junto con la Comarca de la Sidra, ha alcanzado la denominación de “Zona de Interés Artesanal” (Z.I.A.).

Es especialmente conocida la artesanía de los denominados “ferreiros“, es decir artesanos que se dedican a la fabricación de navajas y cuchillos con hojas de acero carbono forjadas tradicionalmente en pequeños talleres artesanales, y con mangos de madera de diferentes tipos, pero que tradicionalmente eran preferentemente de madera de Boj (en Galicia le llamamos “buxo”), con un decorado realizado manualmente con goma-laca, dibujando formas geométricas y utilizando colores que caracterizaban y marcaban el estilo propio de cada artesano. Actualmente se realizan también muchas piezas en acero inoxidable, y con materiales diferentes en los mangos, incorporando incluso metales preciosos hasta llegar a la realización de auténticas piezas de joyería.

Demostración de elaboración de las navajas de Taramundi.
Demostración de elaboración de las navajas de Taramundi.

Tiene especial relevancia también la artesanía de telar, y cuenta con una escuela de Telar Tradicional, y artesanas que fabrican tapices, alfombras,y diversas piezas realizadas con técnicas y teñidos tradicionales.

Gastronomía

La zona de Taramundi es abundante en productos agrícolas de calidad. Además de su sidra fermentada en un lagar local ( es el primero y único que se creó en esta zona del Occidente asturiano, donde la sidra no era uno de los productos más habituales hasta hace unos años), hay que hacer especial mención de su queso. El Queso de Taramundi, se elabora en una quesería artesanal, con leche de cabra, de oveja o de vaca, siendo especialmente llamativo el elaborado con leche de cabra y frutos secos.

Destaca también el tradicional Pan de Taramundi, así como la elaboración artesanal de mermeladas y licores.

Queremos hacer especial mención a la panadería PANTARAMUNDI S.L., la cual comenzó su andadura allá por el año 1970, y que en la actualidad es la empresa de pan artesano más grande de Asturias, contando con dos centros de producción en Taramundi y uno en Llanera y con una distribución que abarca Asturias, parte de Santander y parte de Galicia. Os recomendamos hacer una parada y disfrutar de su terraza, en el bajo de la casa consistorial.

En el mismo edificio del Ayuntamiento,
En el mismo edificio del Ayuntamiento, se establece esta exitosa panadería con su agradable terraza.

Todo está riquísimo, pero nosotras hemos aprovechado para comprar su famoso pan de hogaza y también miel de la tierra, que también hacen venta de este producto.

Pan de Taramundi.
Pan de Taramundi.

 

Miel de Taramundi.
Miel de Taramundi.

Y como no, los tradicionales dulces asturianos también se pueden comprar en Taramundi: las Casadiellas. Se trata de una especie de empanadilla frita elaborada con una masa de harina de trigo que se rellena con una mezcla de nueces, azúcar o miel y anís.

Fiestas y eventos

En semana santa, el sábado santo se celebra la Feria del queso artesanal y productos locales de Taramundi.

 



Nuestro itinerario por Taramundi

El pueblo de Taramundi llama la atención por la cantidad de sitios que podemos visitar en un lugar tan pequeño. Desde el Castro de la época de bronce, pasando por los Molinos de Teixois, el Museo de la Cuchillería o una Quesería.

Comenzamos…


Nos vamos directos al Museo de la Cuchillería, que desde el pueblo, nos queda a algo más de 1 km, subiendo por una calle empedrada.

MUSEO DE LA CUCHILLERÍA


(Teléfono:

Museo de la Cuchillería. Taramundi.
Museo de la Cuchillería. Taramundi.

Aquí se encuentra la mayor exposición de cuchillos y navajas de toda España. Para verlo, tenemos que desplazarnos algo más de un kilómetro desde el pueblo, calle arriba, donde localizaremos una antigua construcción tradicional de piedra y madera. Allí se han instalado varias salas dedicadas a este objeto artesanal:

–  Sala 1. La historia de la cuchillería de Taramundi.

–  Salas 2 y 3. El proceso de elaboración.

–  Salas 4 y 5. Exposición de cuchillería tradicional.

Pero además hay un taller tradicional de cuchillería, donde hacen demostraciones en vivo de elaboración de navajas y cuchillos.

Demostración de la fabricación de las navajas. Museo de la Cuchillería.
Demostración de la fabricación de las navajas. Museo de la Cuchillería.

 

Proceso de elaboración. La guía del museo nos explica detalladamente todo el proceso.
Proceso de elaboración. La guía del museo nos explica detalladamente todo el proceso.

 

Aunque lo primero que llama la atención a cualquier visitante al llegar, es la gran navaja que luce en el exterior del museo. Es considerada la navaja más grande del mundo. La pieza mide más de siete metros de largo y su peso alcanza los 1.500 kilos.

Museo de la cuchillería. Taramundi.
Museo de la cuchillería. Taramundi.

 

Acceso a la navaja más grande del mundo.
Acceso a la navaja más grande del mundo.

 

Una vez conocido el museo, a unos 500m localizamos una de las fábricas de queso más importantes de Asturias:

QUESERÍA ARTESANAL EO LECHE TARAMUNDI


(Teléfono: 985 646 818 / 608 18 99 61)

Se ubica en el Parque de Empresas Artesanas, a unos 500 metros del centro de la villa de Taramundi. En sus instalaciones el visitante puede conocer, de primera mano, todo el proceso de fabricación del queso. Gracias al arraigo que tienen en Taramundi a la tradición, cuyo objetivo es recuperar las viejas formas y métodos de elaboración, surge una gama de excelentes Quesos Artesanos Asturianos, a los cuales se les denomina “Quesos de Taramundi”.

Elaboración del queso
Cuadro explicativo sobre la elaboración del queso de Taramundi.

Ofrece la posibilidad de adquirir in situ todas las variedades de quesos que produce (maduro, oreado, azul, de cabra, y de nuez y avellana) y otros productos, como el requesón. Principalmente destacamos tres variedades: el de nuez y avellana, el madurado de cabra y vaca (al 50% de ambas leches) y el de cabra puro.

 

Nosotras nos compramos el de avellana y nueces. ¡Mira que pintaza!
Nosotras nos compramos el de avellana y nueces. ¡Mira que pintaza!

El de avellana y nueces es el único de España que contiene frutos secos y su sabor es inimitable. Está delicioso si lo troceamos y lo mezclamos con ensaladas.

Los tres tienen la misma esencia láctea y un gusto inconfundible, largo y mantecoso. Una buena manera de disfrutarlos es gratinándolos o fundiéndolos. Y si ya lo acompañamos con una sidra… ¡mejor qué mejor!

Tres hermanos de una misma madre: la naturaleza y cultura de Taramundi.



Ahora bajamos por una calle empedrada hasta el centro del pueblo, calle Redondela, y a mano izquierda veremos una llamativa edificación religiosa:

IGLESIA DE SAN MARTÍN DE TARAMUNDI

Destaca dentro del conjunto urbano de la Villa debido a su gran volumen, ya que puede ser vista desde cualquier punto de las afueras o montañas cercanas.

Iglesia de San Martín. Taramundi.
Iglesia de San Martín. Taramundi.

 

Iglesia de San Martín. Taramundi.
Iglesia de San Martín. Taramundi.

Construida en el año 1.714, como indica una pequeña losa que se encuentra en su interior, cerca del retablo mayor.

Consta de tres naves, sacristía y campanario, la nave central es más espaciosa que las laterales. Destaca su torre, que es muy elevada, cuadrada y maciza y remata en un capitel de pizarra. Esta no es la torre original de la iglesia, sino que es la segunda que existe desde 1952, cuando un rayo destruyó la original. Tiene cuatro campanas, así como un reloj y la imagen de piedra de San Martín de Tours.

Retablo barroco del altar mayor.
Retablo barroco del altar mayor.

En su interior guarda un destacado conjunto de pinturas y esculturas artísticas.

Interior. Iglesia de San Martín.
Interior. Iglesia de San Martín.

 


Llegamos a la Plaza Manuel Lombardero. En el centro destaca una escultura  que capta nuestra atención; un Busto en bronce dedicado al maestro de primaria Manuel Lombardero Arruñada, inaugurado en 1951. Es el único monumento a un maestro de primaria en particular, de toda España. Fue muy querido en Taramundi por su labor docente durante más de 40 años.

Plaza Manuel Lombardero. Taramundi.
Plaza Manuel Lombardero. Taramundi.

Descendiendo por la calle Redondela, a pocos metros nos encontramos con otra plaza, la Plaza del Poyo, donde se encuentra en Ayuntamiento.

Ayuntamiento de Taramundi y Plaza del Poyo.
Ayuntamiento de Taramundi y Plaza del Poyo.

En el medio de la plaza nos encontramos con una escultura que merece ser mencionada: el Carbayo do Poyo. Se trata de una talla de madera creada por el escultor asturiano Legazpi a partir del roble original que presidía la entrada a la villa, y que no quedó más remedio que cortar en la primavera de 1998 debido al mal estado que presentaba. Fue plantado en 1584 cuando Felipe II otorgó al pueblo el título de villa; pues Taramundi perteneció a Castropol hasta el siglo XV.

Plaza del Poyo. Taramundi.
Plaza del Poyo. Taramundi.

Esta plaza en la que está situado el Carbayo, era el lugar de encuentro de los habitantes del pueblo, y en donde se dice que se impartía justicia bajo el antiguo árbol.

Extrarradio de Taramundi:

CASTRO DE TARAMUNDI: OS CASTROS

Situado en las proximidades de las aguas de los ríos Turia y Cabreira. A unos 500 m del centro del pueblo.

En el año 2000 se iniciaron las excavaciones arqueológicas.

Fundado durante la Edad de Bronce, y ocupado después en la Edad de Hierro (siglo V a.C.) hasta la llegada de los Romanos (siglos I y II d.C. )

La ubicación del castro es muy importante, pues está en el centro de un valle, siendo paso intermedio entre la ría del Eo (gran puerto comercial de la época romana), la Terra Chá de Lugo y el sur-occidente de Asturias.

Castro de Taramundi.
Castro de Taramundi.

En el poblado existen fragmentos de habitación y muralla. También se descubrieron dos hallazgos importantes como son un puñal con funda de madera (época prerromana) y una sauna romana.

Se han restaurado las cabañas del castro, así como también se han instalado paneles explicativos y una pasarela de madera para la comodidad del visitante.

Si estáis interesados en visitar este yacimiento arqueológico y empaparos de toda su historia, os informamos que podéis alquilar las audioguías en la oficina de turismo de Taramundi

Molinos de Mazonovo

Es el Mayor museo de molinos de España. Se haya enclavado a orillas de los ríos Cabreira y Turía. Cabe la pena hacer una parada en este lugar, además se encuentra muy cerquita del pueblo, a tan solo 1 km.

Los antiguos molinos han sido recuperados, con la intención de dar a conocer utensilios e ingenios de nuestros antepasados y las actividades relacionadas con ellos; en el que el visitante se convierte en el verdadero protagonista del museo, ya que la mayoría de los molinos, necesitan de su manipulación para ponerlos en funcionamiento.

Molinos de Mazonovo.
Molinos de Mazonovo.

Pero sus restauradores han ido todavía más lejos y han instalado una serie de reproducciones de molinos, desde el más antiguo conocido hasta el de nuestros días, para poder ver cómo ha evolucionado la molienda a lo largo de los tiempos.

En el museo existen 19 molinos: 8 manuales, 6 hidráulicos, 3 específicos para niños y 2 especiales (Estos dos últimos a tamaño natural, pero expuestos en condiciones ideales, para la compresión de los diferentes elementos de estos ingenios). Se completa la visita al museo con un paseo exterior, vitrinas de elementos relacionados con los molinos y paneles informativos

Conjunto etnográfico de Os Teixois

Abierto al público en 1980, se encuentra a 4 kms de Taramundi.

Molinos de Teixois.
Molinos de Teixois.

Es otra parada obligada en nuestro itinerario, ya que se trata de un conjunto de casas de aldea hechas de piedra en un entorno precioso.
Con sus ingenios hidráulicos han conseguido obtener energía del agua para hacer funcionar una fragua, una pequeña central hidroeléctrica, un mazo utilizado para estirar el hierro (data del siglo XVIII), una piedra de afilar y un molino.

Todo ello tiene un aire rudimentario y artesanal, sin embargo resulta curioso comprobar que todo funciona a la perfección.

Se trata de un conjunto reconstruido y adaptado ligeramente para visitas turística. En la oficina de turismo os informarán de la ruta de senderismo que existe para llegar a Teixois.

Centro de Artesanía de Bres

En la antigua Casona de Villanueva de Bres se encuentra el Centro de Artesanía, donde hay talleres, se puede comprar e incluso se puede aprender ciertas técnicas.

Casa del Agua de Bres

Nace con el objeto de dar a conocer la relación entre culturas y la dinámica del agua a lo largo de la historia, mostrando maquetas de ingenios hidráulicos, tanto de la zona como de otras partes del mundo

Museo Etnográfico de Esquíos

En Esquíos, a 2,5 Km de distancia de Taramundi, se encuentra el museo etnográfico de Esquíos que muestra una importante recopilación (más de un millar de piezas) de objetos antiguos que formaron parte de la vida de la comarca, todas ellas piezas originales.

En definitiva, os aconsejamos disfrutar del pueblo todo un fin de semana, ya que, aunque es pequeño, veis que hay muchos rincones paisajísticos donde perderse, saborear su gastronomía en una terraza, ir de compras, visitar museos, hacer rutas de senderismo, y pernoctar en ese lugar donde nació el turismo rural.

¡Disfrutad de vuestra estancia!

 

Basílica de Santa María.

Un paseo por la ciudad de Pontevedra

¡Muy buenas tardes, fourmigas!

Os proponemos un plan de callejeo que os encantará, porque no hay mejor manera para conocer bien un pueblo o una ciudad, que perderse por sus calles.

Nuestro post de hoy se centra en la preciosa ciudad del río Lérez:

Pontevedra

Además de recorrerla caminando, también os recomendamos coger la bicicleta, ya que desde la implantación de la zona 30 (límite de velocidad máxima de 30 kilómetros por hora en toda su zona urbana), es un lugar perfecto para peatones y ciclistas. Y al ser una ciudad llana, hace que nuestro paseo sea mucho más agradable.

Pontevedra.
Pontevedra.

Pontevedra incluye historia, cultura, ocio y arte. Un lugar único que no debéis dejar de visitar.

Esta “boa vila” es la capital de la provincia, y está erigida sobre unas colinas enclavadas sobre el río Lérez.

Posee uno de los conjuntos históricos más hermosos y mejor conservados de Galicia.

Esta comarca puede presumir de grandes canteros, los cuales hacen increíbles obras de arte con el material más abundante y rico de nuestra tierra: el granito.

Sus calles y plazas tienen nombres gremiales que nos recuerdan su antigua actividad comercial, y están repletas de edificios de arquitectura religiosa, civil y popular. Su desaparecida muralla estaba flanqueada por 7 puertas.

Un viaje al pasado: A Feira Franca

Recordando esa maravillosa época medieval, cabe destacar aquí una de las fiestas más concurridas y populares de Galicia, a Feira Franca, que se celebra el primer fin de semana de septiembre (este año 2018, coincide en viernes 31 de agosto y sábado 1 de septiembre).

Feria Franca.
Vista de la Plaza de la Herrería con la Feria Franca.

Todo el casco histórico es trasladado a pleno siglo XV, desarrollando un gran mercado medieval donde la artesanía, la gastronomía, los torneos caballerescos, la recreación del transporte del vino, la animación en la calle y otras actividades históricas y culturales son las auténticas protagonistas.

Esta fiesta revive la época del rey Enrique IV, hermano de Isabel la Católica, el cual concedió en el año 1467 a la ciudad de Pontevedra la autorización para la celebración de un mercado libre de impuestos cuya duración se prolongaba durante un mes.

Feria Franca 2017. Pontevedra.
Feria Franca 2017. Pontevedra

Si queréis conocer más sobre esta fiesta pontevedresa, pinchad en este enlace: Feira Franca

Aquí podréis descargaros el programa de este año 2018.

 



Comenzamos nuestro itinerario:

Itinerario de la ruta a pie. Pontevedra ciudad.
Itinerario de la ruta a pie. Pontevedra ciudad.

Es una ruta circular, por lo que nuestro punto de partida y llegada es el Parque de la Alameda.

La Alameda
La Alameda

Este gran parque está rodeado por edificios muy representativos como son: el Ayuntamiento y el Pazo de la Diputación (ambos del siglo XIX) o la Subdelegación del Gobierno.

Ayuntamiento de Pontevedra
El ayuntamiento de Pontevedra decorado con todos los detalles de su Feria Franca, una de las fiestas medievales más conocidas de la comarca, que se celebra el primer fin de semana de septiembre.

 

Pazo de la diputación provincial
Pazo de la diputación provincial

 

Monumento al soldado. La Alameda. Pontevedra.
Monumento al soldado. La Alameda. Pontevedra.

Pero sobre todo nos interesa destacar en este gran parque, uno de los edificios más importantes del Museo de Pontevedra, donde haremos una parada:

Ruínas de Santo Domingo

Estas ruinas góticas forman parte del Museo de Pontevedra, y son las únicas que se conservan del antiguo Convento de Santo Domingo, construido por los dominicos en el S.XIV. Su cabecera es excepcional en el gótico gallego, pues goza de 5 ábsides.

Ruinas de Santo Domingo
Ruinas de Santo Domingo

En su interior se conservan elementos de alto valor artístico e histórico: sarcófagos y sepulturas de personajes como el caballero Tristán de Montenegro y una valiosa colección de escudos heráldicos de la antigua nobleza gallega. Es una de las sedes del Museo de Pontevedra, y el edificio más antiguo. También estuvo aquí enterrado el noble gallego del s. XV Pedro Álvarez de Soutomaior, popularmente conocido como Pedro Madruga.

Altar mayor. Ruínas de Santo Domingo
Altar mayor. Ruinas de Santo Domingo

En la Alameda nos encontramos también con un monumento que merece especial mención, dedicado a los Héroes de Ponte Sampaio, los cuales se enfrentaron a las tropas napoleónicas francesas en el año 1809.

Monumento a los héroes de Ponte Sampaio
Monumento a los héroes de Ponte Sampaio

Dejando a mano izquierda el Ayuntamiento, caminamos por  Rúa Michelena, que desemboca en Praza da Peregrina:

Rúa Michelena, que nos lleva a la Plaza de la Peregrina.
Rúa Michelena, que nos lleva a la Praza da Peregrina.

Pero antes de llegar, nos desviamos a la izquierda, por Calle Fernández Villaverde, para hacer una pequeña parada en Praza de Curros Enríquez, con sus fuentes del siglo XIX, creadas en hierro.

Praza de Curros Enríquez (antigua Praza do Hospital).
Praza de Curros Enríquez (antiguamente conocida como Praza do Hospital).

El final de esta calle nos guía a Praza da Peregrina, una de las principales de la ciudad, considerada el corazón de Pontevedra. Conecta la zona nueva con el casco antiguo de la ciudad y es uno de los puntos más frecuentados por los pontevedreses. Destacan sus tradicionales terrazas, especialmente concurridas durante el verano.

Praza da Peregrina.
Praza da Peregrina.

Santuario de La Peregrina

En esta plaza de la Peregrina, se sitúa su afamado santuario, que data del siglo XVIII y es una joya barroca con rasgos neoclásicos.

Es muy curiosa su planta en forma de vieira, única es España. Aunque la patrona de la ciudad es la Virgen de la O, por la Peregrina se tiene una gran devoción. Es punto de parada obligada para todos los peregrinos que hacen el Camino Portugués, a los que la Virgen Peregrina ofrece su protección.

Iglesia de la Peregrina.
Iglesia de la Peregrina.

Hacemos alusión también, en esta plaza, a la escultura del Loro Ravachol, famoso en la ciudad a finales del siglo XIX. Muy conocido por estar presente en muchas de las tertulias de Pontevedra junto a su dueño, el boticario Perfecto Feijóo. Murió en 1913 durante el Carnaval y como recuerdo, la ciudad recrea todos los años el entierro del Loro al final de los Carnavales, sustituyendo el entierro de la sardina que se celebra en la mayoría de las ciudades españolas.

Loro Ravachol
Loro Ravachol

Continuamos la ruta, desviándonos a la izquierda, donde ya veremos la amplia Praza da Ferrería, con la Iglesia de San Francisco en lo alto.

Praza da Ferrería.
Praza da Ferrería.

San Francisco

Se contruyó, casi en su totalidad en el siglo XIV. Esta iglesia conventual de los franciscanos es una obra maestra del arte de las órdenes mendicantes que llegaron a la ciudad en la época de su primer esplendor. Fue declarada monumento histórico-artístico en 1896. En su interior podemos destacar la sepultura de Paio Gómez Charino, trovador, almirante del mar, perteneciente a una de las familias nobles de la época.

 

Convento de San Francisco.
Convento de San Francisco.

 

Vidrieras que embelllecen la cabecera de San Francisco (Pontevedra).
Vidrieras que embelllecen la cabecera de San Francisco (Pontevedra).

 

Convento de San Francisco.
Convento de San Francisco.

Desde esta plaza, accedemos por el Paseo A. Odrionzola y Calle Pasantería, para conocer la afamada Praza da Leña, donde antaño se vendía la leña para calentar las cocinas.

Praza da Leña. Pontevedra.
Praza da Leña. Pontevedra.

Allí enfrente se sitúan tres pazos barrocos que actualmente albergan parte del Museo de Pontevedra, reconocido como uno de los museos más representativos de la historia, la arqueología y el arte gallego: el Pazo de Fernández López, y los de Castro Monteagudo y García Florez (unidos por un pasadizo a modo de puente).

Pasadizo que une los dos edificios del Museo de Pontevedra.
Pasadizo que une los dos edificios del Museo de Pontevedra.

Museo de Pontevedra

Fue creado en 1927 con el patrocinio de la Diputación Provincial, con el objetivo de convertirlo en un centro de estudios y fomentar el conocimiento sobre la cultura gallega en sus distintas manifestaciones a lo largo del tiempo.

Consta de seis edificios:

 

Museo de Pontevedra y Plaza de la Leña.
A la derecha, los pazos Castro Monteagudo y García Florez, pertenecientes al Museo de Pontevedra. A la izquierda, la Plaza de la Leña.

Continuando por Pasantería, llegamos a una calle perpendicular que se conoce como la rúa Padre Sarmiento.


Aquí tenemos dos direcciones:

  • Si vamos por la rúa Padre Sarmiento, a mano derecha, el camino nos guía hasta el Puente del Burgo.

  • Pero si cogemos a mano izquierda, nos dirigimos a la Basílica de Santa María la Mayor.


Comenzamos el itinerario por la derecha, para conocer el Puente del Burgo. Y luego regresamos al mismo punto de partida para continuar nuestra ruta.

Lo primero que vamos a encontrarnos en esta calle, es el Edificio Sarmiento que, como mencionamos, pertenece al Museo de Pontevedra. A su lado, un imponente edificio religioso:

Iglesia de San Bartolomé

Calle Padre Sarmiento. Aquí vemos el Edificio Sarmiento (Museo de Pontevedra) y la Iglesia de San Bartolomé.
Calle Padre Sarmiento. Aquí vemos el Edificio Sarmiento (Museo de Pontevedra) y la Iglesia de San Bartolomé.

La Iglesia de San Bartolomé fue construida por los jesuitas entre los años 1.695 y 1.714. Es uno de los mejores ejemplos en Galicia inspirados en el barroco italiano. En el año 1.767, la orden fue expulsada de España.

San Bartolomé. Pontevedra.
San Bartolomé. Pontevedra.

 

San Bartolomé. Pontevedra.
San Bartolomé. Pontevedra.

En el primer tercio del siglo XVIII se ornamenta la iglesia con una maravillosa serie de retablos que están entre los mejores de la ciudad. Esos retablos conservan piezas de gran calidad atribuidas a Pedro de Mena (la Magdalena Penitente), Gregorio Fernández, Bieito Silveira o Gambino, y otros de la escuela Compostelana y Castellana.

Magdalena Penitente, de Pedro de Mena
Magdalena Penitente, de Pedro de Mena.

Al final de la rúa Padre Sarmiento, tropezamos con la Travesía Padre Amoedo, girando a la izquierda. Aquí localizamos, a mano izquierda, otro de los edificios que pertenecen al Museo de Pontevedra:

Sexto Edificio

Incorporado en el 2013. Está dotado para salas de exposiciones, tanto permanentes como temporales, talleres de restauración, auditorio con capacidad para doscientas personas, aparcamiento y cafetería.

Sexto Edificio. Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).
Sexto Edificio. Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).

En sus 23 salas de exposición permanente, destacamos unas salas dedicadas a Castelao así como también a los pintores gallegos más relevantes, entre ellos, Sotomayor. Es importante mencionar también parte de la colección de pintura y escultura que existe, con obras de Berruguete, Murillo, Zurbarán, Ribalta, Ribera o Vicente López.

Fiesta gallega. Pintura al óleo, creada por Sotomayor.
Fiesta gallega. Pintura al óleo, creada por Sotomayor.

 

Sala de exposiciones de Castelao.
Sala de exposiciones de Castelao.

 

Visita al Museo de Pontevedra (Sexto Edificio).
Visita al Museo de Pontevedra (Sexto Edificio).

 

Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).
Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).

Una de las cosas que no os podéis perder de este museo es el tesoro de Caldas, el más importante de los tesoros prehistóricos exhumados en Galicia y norte de Portugal. Hallado en Caldas de Reis por un vecino que trabajaba poniendo los postes de una viña. Pertenece a la Edad del Bronce y todos los objetos hallados son de oro macizo.

Tesoro de Caldas de Reis.
Tesoro de Caldas de Reis.

Abandonamos el museo y nos dirigimos a la ribera del río Lérez. Desde aquí ya vemos el famoso Pontus Veteris:

Puente del Burgo

Ponte do Burgo.
Ponte do Burgo.

El puente que vemos hoy cruzando el río Lérez, es de época medieval, con algunas modificaciones, ya que el puente romano que había dado nombre y origen a la ciudad (Pontus Veteris = Puente Viejo) estaba en ruinas y en el siglo XII fue reemplazado por el actual. Las murallas medievales comenzaban en un extremo del puente, protegiendo a la ciudad de los ataques.

Aunque la mitología atribuye la fundación de la villa a Teucro, lo cierto es que Pontevedra se convierte en ciudad por un suceso acontecido en este puente: Pontevedra en la Edad Media fue territorio ocupado en varias ocasiones por los portugueses desde que Portugal se independizó de la corona de León en el año 1140; por ello, en el año 1165 se firma “La paz del Lérez” en el puente de O Burgo, entre Alfonso I (Alfonso Enríquez), rey de Portugal, y el castellano Fernando II de León. El problema se resuelve cuando definitivamente se le concede el tratamiento de villa.

Cabe mencionar también que el puente forma parte del Camino de Santiago portugués.


Regresamos a la Calle Padre Sarmiento para dirigirnos a la Praza da Verdura, donde hasta hace pocos años se podían comprar los productos del campo.

En esta plaza destaca un edificio en particular, “A casa da luz”, una construcción del siglo XIX que, como su propio nombre indica, era la sede de la primera fábrica de electricidad de la ciudad, siendo Pontevedra una de las primeras ciudades españolas en contar con este servicio. Hoy alberga la Oficina de Turismo de Pontevedra.

Plaza de la Verdura.
Plaza de la Verdura.

Rastro de Antigüedades

Todos los domingos por mañana, desde el año 1997, un grupo de comerciantes sacaba sus artículos a la Praza da Verdura. Pero con última crisis económica, las antigüedades dieron paso a la venta de productos de todo tipo: bicicletas, juguetes, ropa o herramientas eléctricas. Algunos de ellos procedían del mercado negro. A este descontrol, se unió un conflicto territorial entre los comerciantes y los hosteleros de A Verdura. Así que desde noviembre de 2015, el rastro se traslada a la calle Serra, frente a la Plaza de Abastos.


Unos pocos metros más allá, visualizamos la Praza de Méndez Núñez.

Antiguamente era conocida como Praza da Herva. El nombre actual de la plaza lo toma de la casa donde vivió el Almirante Casto Méndez Nuñez y donde murió en el año 1869.En esta casa, conocida como la Casa de los Montenegro, se celebraron a finales del XIX animadas tertulias de pensadores y escritores, entre ellos Valle Inclán, de ahí que exista una escultura de bronce presidiendo la plaza.

Praza de Méndez Núñez. Pontevedra.
Praza de Méndez Núñez. Pontevedra.

 

Escultura de Valle Inclán.
Escultura de Valle Inclán.

Giramos a la izquierda por Calle Real, que nos lleva hasta Praza do Teucro, a mano izquierda. Es el nombre del arquero griego a lo que se le atribuye, según la mitología, la fundación de Pontevedra.

Praza do Teucro. Pontevedra
Praza do Teucro. Pontevedra

 

Subimos ahora por Rúa Princesa para llegar a Rúa de Isabel II; aquí está nuestra próxima parada: Praza das Cinco Rúas.

Praza das Cinco Rúas
Praza das Cinco Rúas

Como su nombre indica, en esta plaza convergen cinco calles. Es sobre todo conocida por su “cruceiro” del año 1773, muy típico del arte popular gallego. Un monumento que Castelao describe en su obra “As cruces de pedra na Galiza”. Originalmente estaba en Estribela (entre Marín y Pontevedra), pero al final de la Guerra Civil fue emplazado a este lugar. En su base vemos a Adán y Eva en el paraíso, con la manzana en la mano, y la serpiente en un lateral. En la parte superior, nos encontramos una representación de la Virgen María con el niño Jesús en un lado de la cruz, y al otro la crucifixión de Jesucristo.


Según Castelao, “Onde hai un cruceiro, houbo un pecado”. Y es que los “cruceiros” , aunque se discute mucho su significado, se decía que se construían en los cruces de caminos para espantar al diablo o a la Santa Compaña, lugar donde se reunían esas almas en pena.


Cruceiro. Praza das Cinco Rúas
Cruceiro. Praza das Cinco Rúas

Aquí vivió algún tiempo el escritor Ramón María del Valle Inclán (su casa natal se encuentra en la localidad de Vilanova de Arousa). Es un lugar muy concurrido para ir de vinos y tapas.

 


Continuamos por la misma Rúa de Isabel II, que nos lleva a Praza de Santa María, con una de las iglesias más impresionantes de Pontevedra:

Santa María la Mayor

Basílica de Santa María.
Basílica de Santa María.

Esta joya del gótico tardío se conoce como la Real Basílica de Santa María la Mayor. Data del siglo XVI y fue inaugurada en 1559 (podemos ver esta fecha esculpida en la bóveda de la nave central). Antiguamente existía una iglesia románica también dedicada a la virgen, pero se destruyó para construír la nueva basílica.

En el templo se unen elementos del Gótico tardío con componentes del Manuelino portugués y las novedades del Renacimiento.

Fachada occidental de la Basílica de Santa María. Pontevedra.
Fachada occidental de la Basílica de Santa María. Pontevedra.

 

Lateral de la Basílica de Santa María
Lateral de la Basílica de Santa María.

Su fachada principal es de estilo Plateresco, obra del maestro Cornielis de Holanda. Se concibe como un gran retablo pétreo, de tres cuerpos, donde aparecen figuras tan curiosas como Teucro (fundador de la ciudad, según la mitología) con San Miguel y San Rafael, mezclando lo religioso con lo profano. Además cabe destacar una figura que nos llama especialmente la atención, porque lleva gafas: San Xerome (San Jerónimo). Lo encontramos a la derecha de la portada, en la parte inferior.

San Xerome. Basílica de Santa María.
San Xerome. Basílica de Santa María.

A la izquierda de la puerta sur está la escultura del Cristo del Buen Viaje, donde acuden los devotos para que les conceda protección en los viajes que vayan a realizar.

Cristo del Buen Viaje.
Cristo del Buen Viaje.

El interior no es menos impactante, con sus bóvedas de crucería, sus capillas laterales y su altar mayor, del siglo XIX.

Interior de la Basílica de Santa María.
Interior de la Basílica de Santa María.

Os animamos a que subáis al campanario, pues podréis disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Campanario de la Basilica de Santa María la Mayor.
Campanario de la Basilica de Santa María la Mayor.

 

Plaza de Santa María. Pontevedra.
Plaza de Santa María. Pontevedra.

Nuestra ruta llega a su fin, y nos desplazamos por la Avenida de Santa María hasta el punto de partida: la Plaza de la Alameda. Aprovechamos el tiempo que nos queda en la ciudad para tapear en cualquiera de las concurridas calles de vinos.

 

Esperamos que este post os ayude en vuestra próxima visita a esta hermosa ciudad de Pontevedra.

 

¡Feliz semana!

 

Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.

La orilla portuguesa del Miño: VILA NOVA DE CERVEIRA

Ya estamos a viernes, cerquita del fin de semana… ¡qué ganas de aprovechar todo el día de excursión! 😀

Nos apetece desconectar de la rutina de la semana, y qué mejor manera de hacerlo organizando una ruta por:

El norte de Portugal


Desde la Comarca del Salnés, Portugal nos queda a un paso. En una hora nos situamos en el país vecino, así que no hace falta que reservemos hotel; vamos a disfrutar de una agradable jornada empapándonos del ambiente portugués, en unos pueblos pintorescos con mucha historia y tradición.

Sólo hay que cruzar el río Miño, la frontera natural que separa ambos países, al noroeste de la península ibérica.

Nos adentramos de lleno en esta impresionante región do Minho y, en concreto, en 3 villas de gran tradición histórica que se encuentran hacia su desembocadura:

VALENÇA, VILA NOVA DE CERVEIRA y CAMINHA.

Ruta por la orilla portuguesa del Miño
Ruta por la orilla portuguesa del Miño

En este post, nos vamos a centrar en una de estas villas, ya que, al ser sábado, nos interesa pasar el día aquí, por su famoso mercadillo. Estamos hablando de VILA NOVA DE CERVEIRA.

VILA NOVA DE CERVEIRA

Terreiro - Praça da Liberdade.
Terreiro – Praça da Liberdade. A la derecha, la Iglesia Matriz. A la izquierda, la Casa Verde.

Esta villa, a orillas del Miño, se sitúa justo enfrente del municipio gallego Tomiño, al que podemos hacer una escapada por el transitado Puente Internacional o Ponte da Amizade (construído en el 2004).

Es conocida como A Vila das Artes, ya que todas sus calles, plazas, parques y jardines sirven de sala de exposición al aire libre.

Vila das Artes. Decoración en el Castelo de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración en el Castelo de Cerveira. Octubre 2017.
Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.

 

Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.

Su otro gran atractivo cultural es la Bienal Internacional de Vila Nova de Cerveira, una exposición de Arte Contemporáneo que se celebra cada dos años, entre los meses de julio y septiembre. Este año 2017 ya se ha celebrado, por lo que tendremos que esperar al 2019 para ver la siguiente.

Esta localidad portuguesa era conocida antiguamente como "Terras de Cervaria", de ahí que su imagen más representativa sea el Ciervo
Esta localidad portuguesa era conocida antiguamente como “Terras de Cervaria”, de ahí que su imagen más representativa sea el Ciervo.

 

El estuario del río Miño es otro punto de interés importante, ya que forma parte de la red Natura 2000 de la Unión Europea. En este paraje podéis observar aves marinas sin dificultad, tales como garzas, cormoranes, patos o gaviotas.

Fiestas

Dentro de las fiestas más importantes de este municipio, destacamos especialmente dos:

Feira da Historia (última semana de agosto)

Un viaje único a la época medieval. Animación callejera, torneos a caballo, espectáculos circenses y el tradicional mercadillo medieval.

Mercado Natalicio (diciembre)

Vila Nova de Cerveira promueve un amplio programa de actividades de Navidad que incluye un montón de color, la luz y animación, con el fin de impulsar la economía local y atraer a los visitantes a la ‘Vila das Artes’.

Recorrido

Como queremos conocer a fondo todo el pueblo, vamos a dividir la ruta en dos partes.

Primero callejearemos por el casco histórico, a pie. Y después de comer, alquilaremos unas bicis para poder conocer mejor los alrededores, utilizando para ello la Ecopista, que os explicamos en qué consiste en la segunda parte de este post. 🙂

1. Comenzamos nuestra ruta a pie:

Recorrido de la ruta
Recorrido de nuestra ruta

El casco histórico

Recorremos el centro histórico de Vila Nova para conocer parte de su historia. Comenzamos subiendo por Rua do Cais, dejando la explanada del mercado a la izquierda, donde llegamos a la Plaza da Liberdade – O Terreiro.

Terreiro - Praça da Liberdade.
Terreiro – Praça da Liberdade.

Una acogedora plaza donde se respira el ajetreo de la ciudad, en pleno movimiento, con su bares y cafeterías llenas de turistas y gentes del lugar.

Desde aquí podemos acceder al castillo medieval del siglo XV, que domina toda la villa: O Castelo de Cerveira. Lo componen 8 torres de planta cuadrada, con un refuerzo defensivo de baluartes, que datan de los siglos XVII-XVIII.

Castelo de Cerveira. Entrada principal.
Castelo de Cerveira. Entrada principal.

 

Castelo de Cerveira.
Castelo de Cerveira.

 

Muralla del Castelo. Vila Nova de Cerveira.
Muralla del Castelo. Vila Nova de Cerveira.

 

Vistas desde el Castelo de Cerveira
Vistas desde el Castelo de Cerveira

Es una maravilla de lugar, además de las vistas, que son realmente impresionantes. Hace que se pierda la noción del tiempo mientras admiras ese paisaje. ¡No os lo perdáis! ¡Visita obligada! 😀

Vistas del Miño y el mercado desde el Castelo de Cerveira
Vistas del Miño y el mercado desde el Castelo de Cerveira

 

Vistas desde el Castelo de Cerveira
Vistas desde el Castelo de Cerveira

Ojo: cuidado con las escaleras! Son peldaños enormes que os harán ejercitar las piernas!

Escaleras del Castillo. Vila Nova de Cerveira.
Escaleras del Castillo. Vila Nova de Cerveira.

En la Plaza do Terreiro, nos encontramos unos edificios que cabe mencionar, por su importancia arquitectónica:

La Casa verde, un palacete de finales del siglo XIX, de estilo brasileño, se sitúa en la Praça do Terreiro. Sus azulejos, verde esmeralda, son dignos de apreciar.

Casa Verde
Casa Verde

La Iglesia Matriz preside la Praça do Terreiro, y está dedicada a San Cipriano. Su impresionante fachada barroca data del siglo XVIII.

Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.
Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.

 

Iglesia Matriz. Interior. Vila Nova de Cerveira.
Iglesia Matriz. Interior. Vila Nova de Cerveira.

 

Biblioteca municipal.

Un hermoso palacete del siglo XVII, que fue declarado Edificio de Interés Público en 1970.

Biblioteca. Vila Nova de Cerveira.
Biblioteca. Vila Nova de Cerveira.

Paços do Concello (Ayuntamiento)

Paços do Concello. Vila Nova de Cerveira.
Paços do Concello. Vila Nova de Cerveira.

 

Después de este recorrido por el casco histórico, no podemos irnos sin visitar el conocidísimo MERCADILLO DE LOS SÁBADOS.

Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.
Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.

 

Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.
Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.

 

Mercadillo de Cerveira. Puestos de botones, manteles, puntillas,...
Mercadillo de Cerveira. Puestos de botones, manteles, puntillas,…

 

Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)
Mercadillo de Cerveira

 

Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)
Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)

 

Mercadillo de Cerveira. Plantas, flores,...
Mercadillo de Cerveira. Se ven muchos puestos de plantas y flores, adornando toda la explanada.

 

Mercadillo de Cerveira. Puestos de aceites, chorizos, jamones,...
Mercadillo de Cerveira. Puestos de aceites, chorizos, jamones,…

 

Mercadillo de Cerveira (ya se ven los vendedores de castañas asadas en pleno octubre)
Mercadillo de Cerveira (ya se ven los vendedores de castañas asadas en pleno octubre)

 

2. Comenzamos nuestra ruta en bici:

Ecopista, Parque do Castelinho y Forte de Lovelhe

A lo largo de la ribera del Miño, se encuentra la Ecopista. Es una propuesta del ayuntamiento de Vila Nova de Cerveira para recuperar el entorno y que así, tanto ciudadanos como visitantes, podamos disfrutar de los espacios verdes de la zona.

La Ecopista es una senda verde que discurre por la ribera del río Minho, la cual fue nombrada en 2017 como la tercera mejor ecopista de Europa. Esta vía recorre los pueblos portugueses de Monçao, Valença do Minho, Vilanova de Cerveira y Caminha. Un total de 40 kilómetros de longitud, pero un trayecto muy fácil ya que  apenas tiene desnivel al ir prácticamente todo el tiempo al lado del río.

Nosotras hemos hecho el trayecto del ayuntamiento de Cerveira, un agradable paseo que abarca desde la Praia da Mota (sur) hasta Praia da Lenta (norte). El recorrido es de unos 6 kilómetros, y como decimos, el paseo se hace muy agradable, ya que no hay desnivel.

Ecopista. Panel explicativo.
Ecopista. Panel explicativo.

Durante la ruta podremos observar  la belleza del estuario del Miño, Ilha da Boega, Ilha dos Amores, el Puente Internacional o Ponte da AmizadeParque do Lacer do Castelinho, la parroquia de Lovelhe y su Fortaleza, un observatorio de de la fauna y flora de la zona, hasta finalizar la ruta en Praia da Lenta.

Ecopista. Recorrido a pie.
Ecopista. Recorrido a pie.

Nosotras hemos alquilado unas bicis y un tándem en Anima Minho, una empresa de ocio situada en el Parque do Castelinho y nos hemos recorrido todo el sendero.  😀

Parque do Castelinho - Anima Minho: alquiler de bicis y cars.
Parque do Castelinho – Anima Minho: alquiler de bicis y cars.

 

Tarifas de Anima Minho - alquiler de bicis y cars
Tarifas de Anima Minho – alquiler de bicis y cars

 

Ecopista
Pequeña parada para disfrutar de las vistas del Miño en la Ecopista.

 

Ecopista
Ecopista

 

Vistas de la orilla del Miño desde nuestra tándem.
Vistas de la orilla del Miño desde nuestra tándem.

 

Ecopista
Ecopista

Con las bicis alcanzamos O Forte de Lovelhe, una fortaleza del siglo XVII (al lado de la rotonda de entrada a Vilanova), desde donde puede gozar de las preciosas vistas del Miño y, al otro lado del río, la Fortaleza de San Lorenzo en Goián (Tomiño), que también podéis visitar atravesando A Ponte da Amizade.

Forte de Lovelhe
Forte de Lovelhe

 

Forte de Lovelhe
Forte de Lovelhe

Desde aquí nos dirigimos al final de nuestra ruta en bici: la playa da Lenta. Nos encontramos en el área recreativa de Lovelhe, otro lugar de disfrute para toda la familia: con un agradable merendero, un observatorio de aves, parque infantil, un bar de madera para picar algo,… En definitiva, parada obligada 😀

Ruta Lovelhe-Praia da Lenta
Ruta Lovelhe-Praia da Lenta

Volvemos a nuestro punto de partida, y dejamos las bicis para conocer O parque do Lacer do Castelinho, un lugar idóneo si vais con niños, tanto en verano como en invierno.

Parque do Castelinho - mapa de ruta
Parque do Castelinho – mapa de ruta

 

Parque do Castelinho (entrada al parque acuático)
Parque do Castelinho (entrada al parque acuático)

 

Parque do Castelinho: Parque acuático

 

 

Parque do Castelinho
Parque do Castelinho

 

Parque do Castelinho
Parque do Castelinho

Goza de buenas instalaciones deportivas, minigolf, parque de juegos de agua, entre ellos el genial Aquamuseu, con sus dos animales estrella: las nutrias Eureka y Einstein.

 

Aquamuseu.
Aquamuseu.

 

Una paradita para disfrutar de un "meio de leite" en el Parque do Castelinho.
Una paradita para disfrutar de un “meio de leite” en el Parque do Castelinho.

Aprovechamos este post para informaros que se quiere crear, entre Tomiño y Vilanova de Cerveira, un gran Parque Transfronterizo unido por un puente peatonal, que se hará posiblemente en madera, para que no tenga tanto impacto visual. El paso unirá el parque de Castelinho, que tiene 10 hectáreas con el de la fortaleza de Goián del siglo XVII, que cuenta con una extensión de 4,2.

Proyecto del Parque Transfronterizo. Panel ubicado en el Parque do Castelinho.
Proyecto del Parque Transfronterizo. Panel ubicado en el Parque do Castelinho.

Ultima parada: Visitar el Monte do Cervo

Ya llegamos al final de nuestra intensa ruta, y lo que haremos antes de despedirnos de Vila Nova, será subir en coche hasta el Monte Cervo. Para ello, tenemos que coger dirección Paredes de Coura, por la N-303.

Primero encontraremos la Ermita de la Encarnaçao. Si seguimos subiendo, localizaremos el famoso Cervo, que da nombre a la localidad. Muy cerca encontraremos también el Convento de San Paio, hoy en ruínas, con el Museo del Arquitecto José Rodrígues, conocido artista portugués, famoso también por muchas de las esculturas que decoran las plazas y calles de Vilanova de Cerveira.

Escultura Cervo
Escultura do Cervo

 

Esperamos que este post os ayude a la hora de organizar vuestra escapada a Vilanova de Cerveira. Ya sábeis que podéis dejar vuestros comentarios y sugerencias para ayudarnos a mejorar en todo lo posible.

Y con este resumen del día, nos despedimos por hoy.  🙂

 

Actualización 20 de agosto de 2018:

Este fin de semana hemos vuelto a esta preciosa villa, porque se celebraba la Festa da Història, una feria medieval que… ¡realmente nos encantó! Estaba ambientada con muchísimo gusto.

Además, por tercer año consecutivo, la “Ciudad de las artes” se viste de crochet y nos vuelve a sorprender con la creatividad y la perfección de los trabajos. Estará expuesto hasta el 30 de septiembre.

Así que matamos dos pájaros de un tiro, y disfrutamos de estas dos exposiciones en sus calles.

Aquí os dejamos algunas fotos del día:

O Crochet sai á rua
O Crochet sai á rua

 

Festa da Història
Festa da Història

 

Festa da Història
Festa da Història

 

Festa da Història.
Festa da Història. O crochet sai á rua.

 

Festa da Història. Puestos.
Festa da Història. Puestos.

 

Festa da Història.
Festa da Història.

 

¡Muchas gracias por seguirnos, fourmigas!

 

Travesía por el Sil desde el Embarcadero de Doade. Cañón do Sil. Ribeira Sacra.

A RIBEIRA SACRA

El pasado domingo nos fuimos de excursión a la Galicia profunda, un lugar idílico donde se respira paz y silencio. La naturaleza y la cultura van unidas de la mano en este bellísimo paraje que hoy os vamos a presentar:

A RIBEIRA SACRA

Ayuntamientos que orman parte de la Ribeira Sacra.
Ayuntamientos que forman parte de la Ribeira Sacra.

 

En Os Peares comienza la ruta de A Ribeira Sacra. En este lugar, el Sil desemboca en el río Miño. Es un municipio muy curioso, ya que pertenece a dos provincias (Lugo y Ourense) y a cuatro concellos. La carretera de servicio de las presas hidroeléctricas nos llevará por el margen del río Sil. Esta carretera, construida por las compañías hidroeléctricas, es privada, pero se permite la circulación de turismos.

Presa dos Peares.


A sólo media hora de aquí, nos queda nuestra primera parada, capital de la Ribeira Sacra:

MONFORTE DE LEMOS

En época medieval fue un singular ejemplo de ciudad- fortaleza feudal, alrededor de un monasterio, con un castillo situado sobre un estratégico montículo (El Monte de San Vicente) y rodeado por un recinto amurallado salpicado de torres defensivas.

Geográficamente, Monforte de Lemos se sitúa al sur de la provincia de Lugo. Es cabecera de la comarca de Tierra de Lemos y capital de la Ribeira Sacra. Se extiende por una fértil llanura, atravesasa por el río Cabe (afluente del Sil), y dominando la villa, el Monte de San Vicente.

La ciudad está comunicada por carretera con Lugo (LU-546/CG-22). La N-120 comunica Monforte con la meseta castellana y Ourense, y desde Ourense la A-52 conduce a Vigo. La CG-21, otras autonómicas y la AP-53 o la N-525 permiten acceder a Santiago. Monforte también cuenta con servicios regulares de tren a las principales poblaciones gallegas y a Bilbao, Barcelona y Madrid. Por carretera, Monforte de Lemos está a 65 km de Lugo, 47 km de Ourense, 126 km de Santiago, 160 km de A Coruña y 120 km de Ponferrada.

Un poquito de historia…

La población tiene un rico pasado.

La ciudad y la comarca fueron ocupadas por el pueblo prerromano de los Lemavos con principal asentamiento en el Castro Dactonio (actual monte de san Vicente). De hecho, la denominación de “Lemos” proviene de esta tribu celta. Se han encontrado numerosos restos arquológicos de esta época.

En la Alta Edad Media tuvo gran importancia la instalación en dicho monte de una comunidad benedictina. Los Castro son los que ocupan fundamentalmente el señorío de Lemos en la Baja Edad Media y, junto a los Enríquez y a los Osorio, el condado de Lemos en la Época Moderna hasta 1777.

En 1883 con la llegada del ferrocarril, Monforte se convierte en un importante núcleo ferroviario a nivel gallego. La inauguración oficial corrió a cargo del rey Alfonso XII, y fue uno de los motivos de la concesión a Monforte de Lemos del título de “ciudad“, en el año 1885, en orden a su progreso, aumento de su industria, y en especial sus esfuerzos en los trabajos del ferrocarril.

Comenzamos nuestro itinerario:

Tal y como llegamos a Monforte de Lemos, lo primero que nos llama la atención es una torre en lo alto de una colina, en pleno centro de la ciudad: es la Torre del Homenaje. Ese será el lugar donde finaliza nuestra ruta.


Quisimos comenzar nuestra caminata desde la Plaza de la Compañía, porque podemos dejar bien aparcado nuestro coche, en el parking gratuito que hay en la misma explanada. Aquí hicimos nuestra primera parada, y no era para menos, ya que estabamos delante del llamado “Escorial gallego” (impresionante parecido) :

Colegio de Nosa Señora da Antiga o de los Escolapios

(4€ la visita guiada, pero los domingos por la tarde cierra) .

Colegio de los Escolapios, también conocido como Colegio del Cardenal (Monforte de Lemos)
Colegio de los Escolapios, el “Escorial gallego” (Monforte de Lemos)

Popularmente se le denomina Colegio de los Escolapios, porque allí imparten clase los Padres Escolapios.

Es de estilo renacentista herreriano. Su construcción fue iniciada por el Cardenal Rodrigo de Castro en 1593, por eso le conoce también como Colegio del Cardenal. Destaca su fachada, la escalera monumental y el templo con su cúpula rematada en linterna; además alberga una de las pinacotecas más importantes de Galicia por la calidad y relevancia de las obras expuestas. Entre éstas, destacan los cuadros de “San Lorenzo” y “San Francisco”, de Doménikos Theotokópoulos: El Greco, los dos únicos en Galicia. Además de estas dos obras maestras, tiene un importante lugar la obra del pintor manierista italiano Andrea de Sarto. Todo ello está situado en un bonito edificio del siglo XVI y XVII, en un gran complejo formado por monasterio e iglesia y con una gran influencía del arquitecto renacentista Juan de Herrera.

Plaza de la Compañía y Colegio de los Escolapios
Plaza de la Compañía y Colegio de los Escolapios

El cuerpo central de la fachada del monasterio se divide en dos compartimentos. En la parte baja, con muro almohadillado, se abre la entrada al templo, flanqueado por columnas dóricas en dos órdenes. La parte superior, de las pilastras jónicas, se corona con frontón recto y lleva las armas de Cardenal Rodrigo de Castro y la España.

El Claustro de los Escudos está en el interior.
La iglesia tiene planta de cruz latina, con retablo de Francisco de Moure. El retablo (pps. XVII) ocupa la totalidad de la cabecera de la iglesia y está realizado en madera de nogal sin otra pintura que el pulimentado dado por el escultor.
Destaca una estatua orante, de Juan de Bolonia, que representa al cardenal Rodrigo de Castro.

Siguiendo por el paseo pegado al río lo primero que nos encontramos:

Parque de los Condes.

Es una zona verde pegada al río Cabe y que tiene un par de pequeños lagos en los que podemos encontrar patos y cisnes. Además tiene zona para los monopatines y varias zonas ajardinadas por la que pasear o sentarse tranquilamente en un banco a tomar el sol o descansar.

Parque de los Condes (Monforte de Lemos).
Parque de los Condes (Monforte de Lemos).

Allí destaca el Busto dedicado al cardenal Rodrigo de Castro (1523-1600). Estrechamente vinculado a la ciudad gallega de Monforte de Lemos, ya que fue el fundador del Colegio de Nuestra Señora de La Antigua. Era el tío-abuelo de Pedro Fernández de Castro y Andrade (VII Conde de Lemos). Miembro del Supremo Consejo de la Inquisición española durante el reinado de Felipe II y Arzobispo de Sevilla.

Busto del Cardenal Rodrigo de Castro
Busto del Cardenal Rodrigo de Castro

Desde aquí parte la Rúa Cardenal Rodrigo de Castro, la calle comercial por excelencia, con una bonita zona peatonal, en la que podréis encontrar muchas cafeterías con terrazas muy agradables o tiendas donde pasar una tarde de compras muy entretenida.


Llegamos a la Plaza de España, donde un poco más adelante, en la rúa do Comercio localizamos la Oficina de Turismo y el Museo do Viño da Ribeira Sacra (2,5€ visita guiada).

Si continuamos, llegamos a la Plaza del Dr. Goyanes, donde al lado, vemos el río Cabe y un puente:

Puente Romano

Aunque su construcción actual data de finales del siglo XVI, se cree que es de época romana, debido a diversos restos encontrados en su base. Consta de seis arcos semicirculares. Esta situado justo al lado del convento de las clarisas y cruza hacia la calle del Malecón.

A Ponte Vella. Monforte de Lemos.
A Ponte Vella. Monforte de Lemos.

Cruzamos el puente para visitar el museo más destacado de la ciudad:

Museo de Arte Sacro das Clarisas

(6€ la visita guiada)

Fundado por los VII Condes de Lemos tiene un Museo de Arte Sacro considerado de los más importantes de España dentro de los conventuales con piezas, entre otros, de artistas como Gregorio Fernández.
Convento de las Clarisas.
Convento de las Clarisas.
Desde aquí podemos apreciar el agradable sendero fluvial, muy concurrido por los lugareños.

Volvemos a la Plaza Dr. Goyanes y nos desplazamos por la Rúa de Abelardo Baanante, donde al final de la calle visualizamos:

Santa María da Regua o Convento de San Jacinto

Iglesia fundada en el siglo XVII por los VII Condes de Lemos. Hoy está bajo la advocación de Santo Domingo.

Desde aquí, nos adentramos en el recinto amurallado:

Muralla

Construida entre los siglos XII-XIII. De ella todavía se conservan amplios tramos, tres torres y tres puertas de acceso a la villa.
La muralla aislaba a la población de ataques exteriores y estaba estructurada por una serie de torres y diversos accesos al edificio. La puerta de la Alcazaba data del siglo XIII y es la más primitiva de las dos que posee el conjunto. La otra data del siglo XV y se la denomina Porta Nova. Y la tercera puerta se conoce como Cárcere Vella.
Puerta medieval de la Alcazaba o de la Zapatería (Monforte de Lemos)
Puerta medieval de la Alcazaba o de la Zapatería (Monforte de Lemos)

Ascendemos por sus callejuelas empedradas y llegamos al punto más alto de Monforte, desde donde tenemos unas vistas impresionantes del valle de Lemos y el curso del río Cabe. Aquí encontramos el maravilloso CONJUNTO ARQUITECTÓNICO DE SAN VICENTE DEL PINO:

Torre del Homenaje

(1,50€ visita libre)

Construida entre los siglos XIII y XV, era el edificio más importante dentro del castillo, ya que en ella se celebraban las Ceremonias del Homenaje, rito que unía al señor con su vasallo.

Torre del Homenaje (Monforte de Lemos)
Torre del Homenaje (Monforte de Lemos)

En el año 1332 Alfonso XI cedió el castillo a su mayordomo mayor: Pedro Fernández de Castro. Fue señor de Lemos y Sarria. Durante los años 1467-1469, fue el centro del movimiento de liberación protagonizado por los irmandiños en su lucha contra el régimen feudal. Estos destruyeron el castillo, pero cuando el régimen señorial se volvió a instaurar en esta zona gallega, se vieron obligados a reconstruirlo con su trabajo y dinero.

Entrada a la Torre
Entrada a la Torre

En 1672 fue pasto de las llamas, pero se restauró unos años después.

Es la más alta y de las mejor conservadas de Galicia con 30 m de altura. Toda la estructura remata en una cornisa de almenas defensivas. En su interior podemos ver un pequeño museo con piezas de época, armaduras o armas.

Vistas desde la torre
Vistas desde la torre

 

Vista de la torre y parte de la muralla
Vista de la torre y parte de la muralla

Vale la pena la visita de la torre. Nosotras lo hemos hecho, porque además de empaparnos aún más del feudalismo y la Edad Media en Galicia, pudimos disfrutar de la bonita panorámica de todo el valle (eso sí, no os libráis de hacer pierna subiendo nada menos que 72 escalones).

Dependencias
“Faladoiros” del castillo.

 

Dependencias
Dependencias del castillo.

Palacio Condal

Residencia señorial de los Condes de Lemos, construido en el siglo XVI y reconstruido en el XVII, tras sufrir un devastador incendio.

Los Condes de Lemos fueron una de las familias nobles más importantes de España. Especial relevancia tuvo la figura del VII Conde: D. Pedro Fernández de Castro y Andrade. Llegó a ser virrey de Nápoles (1610-1616) y fue el mecenas de Cervantes, Lope de Vega, Quevedo y Góngora.

Hoy el condado de Lemos forma parte de la Casa de Alba.

Monasterio benedictino de San Vicente del Pino

Aunque sus orígenes se remontan al siglo X, la edificación actual se inicia en el siglo XVI.

La armoniosa fachada del monasterio está inspirada en el Colegio de los Escolapios de Monforte, considerado obra maestra del renacimiento gallego y de estilo escurialense. Aquí, la fachada es igualmente clásica, austera y monumental.
Fachada del Monasterio de San Vicente del Pino.
Fachada del Monasterio de San Vicente del Pino.

La iglesia monacal, de portada renacentista, e interior gótico de transición, tiene unas elaboradas bóvedas, y en uno de sus laterales un coro con órgano de estilo barroco, al igual que sus retablos. Destacan las imágenes de Santa Ana con la Virgen y el niño y como un bajorrelieve de origen románico.

El edificio cuenta con un claustro central neoclásico de cantería excepcionalmente labrada, lugar idóneo para la celebración de eventos, o simplemente para pasear entre el silencio y la belleza de las piedras.

Claustro del Parador de Monforte.
Claustro del Parador de Monforte.

Actualmente gran parte del edificio monacal alberga desde 2003 el Parador de Turismo de Monforte de Lemos.





Nuestra visita por la tarde será a…

 CAÑONES DEL SIL

 A este lugar mágico se le conoce también como los Fiordos Gallegos, comparando su extraordinaria belleza con los impresionantes fiordos noruegos. Es la Galicia profunda, por donde discurren los ríos Miño y Sil (su afluente). Estamos hablando del sur de Lugo y norte de Ourense. La capital de esta zona es la ciudad Monforte de Lemos, en Lugo.

Cañón do Sil.
Cañón del Sil.

Es un entorno para perderse, donde nos impresiona la verticalidad de esas vertiginosas gargantas de granito dando paso al curso del río, que en algunas zonas alcanzan un desnivel cercano a los 500 metros, y donde se localizan importantes enclaves vírgenes de vegetación autóctona como castaños, nogales y robles, que se alternan con los viñedos traídos por los romanos en el Siglo I, los cuales se asentaron en la Península Ibérica al ver las grandes riquezas que ofrecía nuestra tierra (entre ellas el tan preciado oro).

Viticultura heroica

Es importante saber qué características y condiciones climatológicas emplean los viticultores para que salgan unos vinos de gran calidad.

A la derecha se ven algunos de los viñedos que recorren este cañón del Sil
A la derecha se ven algunos de los viñedos que recorren este cañón del Sil

Observando los puntos más altos de la montaña podemos ver miles de vides plantadas de forma escalonada en la tierra. Esto nos hace pensar en el importante y peligroso trabajo que lleva su cosecha, ya que la pendiente del terreno dificulta mecanizar el proceso, por lo que gran parte del trabajo debe realizarse a mano. Es un cultivo conocido como “viticultura heroica”, por la peligrosidad de la pendiente. A excepción de carriles puntuales en algunas viñas para trasladar cajas en vendimia, todo el trabajo lo hacen las manos, los brazos y las espaldas de los viticultores y bodegueros.

Los viticultores buscan la colocación estratégica de sus vides en las laderas, de manera que el sol incida perfectamente sobre ellas.

De aquí salían los vinos de Amandi que alcanzaron muy buena fama ya en tiempos del Imperio romano, y hoy cuentan con una Denominación de Origen que los ampara.

Aunque los vinos que se elaboran bajo la denominación de origen Ribeira Sacra son de diferentes variedades, más de la mitad de los mismos son los vinos Mencía, en honor a la uva con la que se hacen, que lleva el mismo nombre. En cuanto a sus vinos blancos, la principal variedad que utilizan es Godello.

 

¿Por qué se conoce como Ribeira Sacra?

Desde el siglo VI, en la Alta Edad Media este solitario e inaccesible territorio fronterizo entre Ourense y Lugo se repobló de monasterios, llenándose de un gran número de anacoretas y monjes, recibiendo el sobrenombre de Ribeira Sacra. Ya en un documento de 1124 se cita la “ryboira sacrata” asignándola a la Ribera del Sil, por la concentración de iglesias, monasterios y cuevas de anacoretas que existían en el lugar.

Travesía por el Sil desde el Embarcadero de Doade. Cañón do Sil. Ribeira Sacra.
Travesía por el Sil desde el Embarcadero de Doade. Cañón del Sil. Ribeira Sacra.

Conocer la Ribeira Sacra en un catamarán

A Ribeira Sacra abarca, en realidad, dos riberas:

  • la del río Miño
  • la de su afluente, el Sil.

A ella pertenecen veinte municipios de las dos provincias de Lugo y Ourense.

La que vamos a visitar es A Ribeira Sacra do Sil, que es la más conocida. Y aquí destacan dos embarcaderos principales:

  • Embarcadero de Santo Estevo, en Nogueira de Ramuín (Ourense)
  • Embarcadero de Doade, en Sober (Lugo)

Después de visitar la capital de la Ribeira Sacra, Monforte de Lemos, el que nos queda más cerca es el Embarcadero de Doade, a unos 20 km, y hasta allí nos desplazamos. Lo que más nos apetecía, después de callejear por Monforte, era disfrutar de una tarde en catamarán, conociendo este paraje salvaje y a la vez tan apacible que nos ofrece la Ribeira Sacra.

Embarcadero de Doade (Lugo). Cañón do Sil. Ribeira Sacra.
Embarcadero de Doade (Sober, Lugo). Cañón del Sil. Ribeira Sacra.

Este lugar nos muestra un paisaje natural impresionante, que se conserva prácticamente igual que hace siglos (excepto por lo numerosos embalses que se han construido).

La travesía en catamarán, atraviesa el Cañón del Sil desde Doade hasta Chancís, y vuelta para regresar al embarcadero de Doade.

El tiempo estimado es de unas dos horas (tarifa: 9€), y estamos encantadas porque un guía nos explica todo lo que vamos viendo.

Travesía por el Sil en catamarán
Travesía por el Sil en catamarán

Desde el catamarán divisaremos los Monasterios de Santo Estevo y Santa Cristina.

Cañón do Sil.
Cañón del Sil.

Pero también tendremos una bonita perspectiva de muchos miradores a lo largo de todo el cañón. Durante la ruta, además de las vertigionas gargantas del cañón que parece que nos atrapan, divisaremos muchas otras maravillas:

  • Mirador do Duque (Doade, Lugo)
  • Mirador de Souto Chao (Doade, Lugo)
  • Mirador Pena do Castelo (Doade, Lugo)
  • Desembocadura del río Mao (provincia de Ourense). En la pendiente de este río, la arquitecta paisajista Isabel Aguirre ha diseñado unas pasarelas de un kilómetro de recorrido que son visita turística obligada. Eso sí, tened en cuenta que algunas zonas producen bastante vértigo.
  • Mirador da Galeana (provincia de Ourense)
  • Mirador de Amandi (provincia de Lugo)
  • Balcóns de Madrid (provincia de Ourense)
  • Mirador de Cadeiras (provincia de Lugo)
  • Mirador de San Tiorxo (provincia de Lugo)
  • Mirador de O Boqueiriño (provincia de Lugo)
  • Justo enfrente, en la orilla ourensana, el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil
  • Mirador As Xariñas de Castro (provincia de Ourense)
  • Mirador de As Escadas (provincia de Ourense)
  • Mirador da Cividade (provincia de Lugo)
  • Llegada al final de la ruta con el Monasterio de Santo Estevo


Conocer la Ribeira Sacra por carretera

Itinerario por carretera. Ribeira Sacra.
Itinerario por carretera. Ribeira Sacra.

Una vez conocidos los cañones desde abajo, por el río, ahora haremos la ruta desde otra perspectiva, la cual no tiene nada que envidiar a la que hicimos en catamarán. Por carretera tendremos una visión distinta de estos miradores, desde donde disfrutaremos con los altos miradores de la Ribeira Sacra.

Ribeira Sacra.

Aprieta el hambre y aún no hemos probado uno de los postres más conocidos de esta zona: la bica mantecada. Es por ello que vamos a hacer una parada en la localidad de Castro Caldelas. Desde el embarcadero de Doade está a escasos 20 minutos. Antes de llegar, visitamos en el camino el Monasterio de San Paio de Abeleda, uno de los centros monásticos más importantes de este territorio y de la provincia ourensana. Pese a su importancia, se halla desde hace mucho tiempo en un estado ruinoso que ha sido denunciado en repetidas ocasiones por colectivos de defensa del patrimonio, como la asociación “O Sorriso de Daniel”.

Vuelta a la carretera para poco después aparcar en la capital de la Terra de Caldelas:

CASTRO CALDELAS

Una villa dominada por un castillo que vigila las tierras, donde destacan sus calles de trazado medieval con sus casas de piedra con corredores y blancas galerías. En una de estas casas, actualmente posada, vivió el ilustre escritor y político gallego Vicente Risco (1884-1963). El casco antiguo de Castro Caldelas fue declarado conjunto histórico artístico en 1998.

Castro Caldelas está situado en la parte septentrional de la provincia de Orense, entre las sierras de San Mamede y Queixa, en el macizo Central Ourensano. Al estar en el margen del río Sil, estamos en un municipio de montaña y de ribera.

El punto más elevado se encuentra en la Pena da Cruz (1289 m). El río Edo, afluente del Sil, baña la mitad ocidental del municipio.

El territorio se caracteriza por la alternancia de bosques de robles y castaños. Estos parajes invitan a hacer bonitas rutas de senderismo, como en prácticamente toda Galicia. Destacamos una en especial, por la difusión que se le ha dado últimamente: Sendero de los Bosques Mágicos de Castro Caldelas.

Está formado por dos bucles que convergen en el casco urbano de Castro Caldelas. El Bucle Corto tiene una distancia de 5,3 km y nos lleva hasta la iglesia prerrománica de Camba (s. X) y al área fluvial de Ponte das Táboas, con buena parte de la ruta a orillas del río Edo. El Bucle Largo tiene una distancia de 15 km y nos hará disfrutar de parajes tan bellos como el Souto de Poboeiros o el Monasterio de San Paio de Abeleda (s. XII).

Gastronomía.

La bica mantecada es la exquisitez de la repostería en esta comarca. La receta consiste en manteca de vaca cocida, azúcar, huevos, masa de pan y harina de trigo. El secreto está en la manteca, ya que otros utilizan margarina o grasas vegetales. La podemos adquirir en panaderías, pastelerías, comercios y bares. Detallamos algunos: Bicas O Forno, cafetería Grilo o cafetería Rubio (ambas en Praza do Prado), Pastelería Lalo, Bar Castro (en la avenida Padre Feijoo, al lado de la Iglesia de los Remedios) o en la gasolinera de la entrada a Castro Caldelas.

Pero debemos destacar también la carne de vacuno, la empanada de riñones o anguilas y el cabrito asado.

Fiestas

El 19 de enero es el día de San Sebastián, donde se realiza la “procesión nocturna dos Fachós“. Se llevan cientos de antorchas alrededor del Castillo de Castro Caldelas, saliendo desde la iglesia de los Remedios, en procesión detrás de la antorcha principal (de varios metros de largo), que precede a la imagen del santo, hecha de paja al igual que los fachóns. La procesión finaliza en una gran hoguera, culminando el rito del fuego purificador en medio del sonar de las campanas de la iglesia.

El 8 de septiembre se celebra Los Remedios, la fiesta grande. Ese día la virgen sale en procesión con el Irrio Peliqueiro detrás, un personaje ancestral con máscara de madera y vestido de frac.

Qué visitar

Castillo

Se encuentra asentado en un antiguo castro celta. Y lo localizamos muy cerca de una antigua vía romana, la Vía Nova. Es el símbolo más visible de su historia. Fue construído en el siglo XIV.

Historia del castillo:

En 1336 el rey Alfonso XI, como agradecimiento por luchar a su lado, cede la propiedad de Castro Caldelas a su mayordomo, D. Pedro Fernandez de Castro, señor de Lemos y Sarria. De esta manera consigue que las tierras estén más controladas y defendidas. Aquí construye la Fortaleza, gracias a los impuestos que se imponen al pueblo, para defender sus nuevos dominios. Años de construcción: 1336-1343.

Se comienza por la Torre del Homenaje, ya que era donde vivían los señores y donde también se encontraban las mazmorras. Después se construye el recinto amurallado.

Pero en 1369, sucede una guerra real entre dos hermanos que luchaban por la corona: Enrique II de Trastamara y Pedro I el Cruel. Sale victorioso Enrique, matando a su rival en la batalla de Montiel. De esta manera, todos los partidarios de Pedro, son expulsados de sus tierras y, en Castro Caldelas, sucede con los Señores de Castro, los cuales tienen que abandonar la fortaleza.

Ya en el siglo XV, se hacen con el poder los Condes de Lemos. Beatriz de Castro, descendiente de los Castro, se casa con D. Pedro Alvarez Osorio, uno de los caballeros más importantes de Galicia. Ellos se convertirán en los primeros Condes de Lemos.

Pero con la Revuelta Irmandiña (1467-1649) la fortaleza es destruida. Es una época en la que los nobles suben mucho los impuestos al campesinado, para sufragar los costes de las nuevas construcciones y las guerras. El pueblo llano se enfrenta a los señores feudales destruyendo sus posesiones. Aunque una vez finalizada la guerra, el pueblo es obligado a levantar de nuevo el castillo.

Hoy se pueden ver los escudos del matrimonio en la fachada principal de la fortaleza. El de D. Beatriz está a la izquierda. El Conde de Lemos lo permite como un gesto de amor hacia ella, único en Galicia.

Aunque fue un matrimonio de conveniencia, Pedro Alvarez Osorio estaba realmente enamorado de Beatriz de Castro, y lo demuestra un poema que él escribió: “Soy triste cuando vos miro, penoso cuando no os veo; mirándoos siempre suspiro, no os viendo, siempre os deseo”.

En 1460 se transforma el castillo en palacio, como indica una inscripción en la puerta de los carruajes.

En 1794 se incorpora el señorío de Lemos a la Casa de Alba. El edificio estuvo habitado hasta el siglo XIX por un pariente de los Duques de Alba. Pero en 1991 la Casa de Alba cede el Castillo al Ayuntamiento de Castro Caldelas para fines culturales.

Hoy se encuentra allí la Oficina de Turismo, la Biblioteca, el Museo Etnográfico y se puede adquirir la entrada para visitar este histórico castillo.

Santuario de Los Remedios

Se levantó en el siglo XIX, sobre una edificación del XVI. Anteriormente existía otro templo de época medieval, llamada capilla de Prado.
La fachada es de estilo neoclásico y se culmina con dos torres gemelas. Destaca una gran cúpula elíptica. En el interior hay varios retablos y pinturas,  y el Altar Mayor está presidido por la imagen de la patrona del pueblo: La Virgen de los Remedios. Es una imagen gótico que ya estaba en la capilla anterior. También hay que destacar dos copias de Murillo y una de Velázquez que decoran la iglesia.



MONTEDERRAMO

A 20 minutos de Castro Caldelas, por la comarcal OU-536, y al llegar a Leboreiro nos desviamos a la OU-0602, nuestro siguiente objetivo es el Monasterio de Santa María de Montederramo, parte del cual fue convertido en colegio.

Santa María de Montederramo.
Santa María de Montederramo.

XUNQUEIRA DE ESPADAÑEDO

Otros 20 minutos nos separan. Desde Montederramo volvemos por la misma carretera hacia Leboreiro y cogemos otra vez la OU-536, para acercarnos a Xunqueira de Espadañedo, donde admiraremos su monasterio.

Xunqueira de Espadañedo
Xunqueira de Espadañedo

ESGOS

Seguimos por OU-536 y, en Tarreirigo, nos desviamos por la OU-009, para llegar a San Pedro de Rocas, en Esgos, nuestra próxima parada, a sólo 15 minutos. Este conjunto arquitectónico excavado en la roca es testimonio del asentamiento en estas tierras de los primeros monjes. Sus tumbas también están labradas en la roca.

San Pedro de Rocas (Esgos).
San Pedro de Rocas (Esgos).

NOGUEIRA DE RAMUÍN

Desde este lugar nos desplazamos al Monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil (siglo VI), que se encuentra en Nogueira de Ramuín. Son unos 25 minutos en coche por la comarcal OU-0509, y una vez en Luintra, cogemos la carretera OU-0508.

Este monasterio hoy se ha convertido en un magnífico establecimiento de Paradores de Turismo. Fue inaugurado en el año 2004.

Enclavado en un precioso bosque de castaños centenarios, destaca por sus tres claustros de estilos diferentes (románico, gótico y renacentista), los cuales se pueden visitar, al igual que la iglesia y un centro de interpretación del mismo, situado en la planta baja.

Claustro del Monasterio de San Esteban de Ribas de Sil.
Claustro del Monasterio de San Esteban de Ribas de Sil.

Conserva uno de los pocos claustros románicos (llamado “de los Obispos”) de toda Galicia, aunque con alteraciones del siglo XVI.

 

Claustro.
Claustro.

 

Interior de la Iglesia. San Esteban de Ribas de Sil.
Interior de la Iglesia. San Esteban de Ribas de Sil.

PARADA DE SIL

Llegamos al final de nuestra visita por la Ribeira Sacra, y como no podía ser de otra manera, no podemos irnos sin acercarnos antes a uno de los miradores más espectaculares de la zona: Balcóns de Madrid. Desde aquí disfrutaremos de unas vistas inigualables, y nos llevaremos en nuestra retina uno de los paisajes más impresionantes de Galicia. A lo largo de los cañones del Sil, encontraremos un sinfín de miradores, y éste es uno de ellos.

Ahora conoceremos el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil (siglo X) al que se accede a través de una pista asfaltada. Está considerado la joya del románico de la Ribeira Sacra, con espectaculares vistas sobre el cañón del Sil. Cobijada por un gran bosque de castaños. Sirvió de refugio de las invasiones árabes y vikingas.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural de Galicia por la Xunta en el año 2009, y aparece dentro del expediente del BIC Ribeira Sacra para impulsar la candidatura de la zona a patrimonio inmaterial de la Unesco.

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil.
Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil.

Ahora la Xunta licita el contrato de obras de conservación del monasterio, el cual se encuentra en un espacio prácticamente inaccesible. Para facilitar la entrada al monumento, se reordenarán los peldaños de la escalera de bajada al monasterio desde el aparcamiento; y se remodelará la rampa de acceso dotándola de un pavimento de hormigón y de una nueva barandilla de madera. La obra está presupuestada en más de 228.000 euros, según recoge el Diario Oficial de Galicia.

 



Y hasta aquí nuestra completísima ruta del fin de semana.

En definitiva, Ribeira Sacra es paz y relajación, es naturaleza en su estado más puro. Un lugar para dejarse llevar y disfrutar del momento. Todo lo marca el curso del Sil.

No os defraudará. Sin duda, nosotras repetiremos!