Museo de la cuchillería. Taramundi.

TARAMUNDI

Este fin de semana hemos visitado Taramundi. Y no sabéis cuánta belleza encierra este pueblito asturiano, cuna del turismo rural.

¡Realmente nos hemos enamorado!

Taramundi.
Taramundi.

Este municipio asturiano, que linda con Galicia, está enclavado en una zona montañosa de inigualable belleza, inmerso entre bosques, bañado por ríos y adornado con tradicionales casas de piedra y tejados de pizarra.

Se habla el eonaviego (variedad lingüística que se extiende por la comarca asturiana comprendida entre los ríos Eo y Navia). Se conoce también como el gallego-asturiano.

Taramundi se agrupa en cuatro parroquias: San Pedro de Bres, San Julián de Ouria, San Martín de Taramundi y Nuestra Señora de las Nieves en Veigas, siendo la capital Taramundi, la única que supera el centenar de habitantes.

Vistas desde Taramundi.

¿Qué ofrece al visitante?

Artesanía, gastronomía, museos, naturaleza, rutas de senderismo.

Sus principales actividades económicas se pueden llevar a cabo gracias a estos dos preciados bienes que regala su entorno:

  • El agua (es fundamental para el funcionamiento de los molinos y el desarrollo de la artesanía, como por ejemplo la cuchillería)
  • La naturaleza (rutas de senderismo, turismo rural).

Cuna del turismo rural

Aquí es donde nació el turismo rural, en el año 1984. Fue una buena solución al decrecimiento demográfico debido a la emigración. Se ideó restaurar la antigua casa parroquial y crear así un complejo hotelero en La Rectoral.

La Rectoral. Taramundi.
La Rectoral. Taramundi.

A partir de ahí los visitantes de Taramundi no han dejado de crecer en número, de ahí la amplia oferta de alojamientos, servicios, exposiciones, lugares restaurados, rutas de senderismo o de BTT por ese entorno privilegiado montañoso. La UNESCO la premió con el galardón de Reserva de la Biosfera.

  • Rutas de senderismo

    • Ruta del Agua
    • Ruta de los Ferreiros
    • Ruta de los Molinos
    • Ruta Teixo – Os Teixois (molinos)
    • Ruta de Ouroso
    • Ruta de Eiroá
  • Rutas en bicicleta de montaña

  • Rutas a caballo

Artesanía

Es importante señalar la importancia del sector artesano en los últimos años, que está en auge con miles de artesanos registrados y más de 60 tiendas y 550 talleres en la comunidad gallega, dando empleo a más de 5.000 personas. Este ámbito se está consolidando como una vía de dinamización económica y turística, especialmente en el turismo rural.

Taramundi es famosa por su artesanía, siendo el primer municipio del Principado de Asturias, que junto con la Comarca de la Sidra, ha alcanzado la denominación de “Zona de Interés Artesanal” (Z.I.A.).

Es especialmente conocida la artesanía de los denominados “ferreiros“, es decir artesanos que se dedican a la fabricación de navajas y cuchillos con hojas de acero carbono forjadas tradicionalmente en pequeños talleres artesanales, y con mangos de madera de diferentes tipos, pero que tradicionalmente eran preferentemente de madera de Boj (en Galicia le llamamos “buxo”), con un decorado realizado manualmente con goma-laca, dibujando formas geométricas y utilizando colores que caracterizaban y marcaban el estilo propio de cada artesano. Actualmente se realizan también muchas piezas en acero inoxidable, y con materiales diferentes en los mangos, incorporando incluso metales preciosos hasta llegar a la realización de auténticas piezas de joyería.

Demostración de elaboración de las navajas de Taramundi.
Demostración de elaboración de las navajas de Taramundi.

Tiene especial relevancia también la artesanía de telar, y cuenta con una escuela de Telar Tradicional, y artesanas que fabrican tapices, alfombras,y diversas piezas realizadas con técnicas y teñidos tradicionales.

Gastronomía

La zona de Taramundi es abundante en productos agrícolas de calidad. Además de su sidra fermentada en un lagar local ( es el primero y único que se creó en esta zona del Occidente asturiano, donde la sidra no era uno de los productos más habituales hasta hace unos años), hay que hacer especial mención de su queso. El Queso de Taramundi, se elabora en una quesería artesanal, con leche de cabra, de oveja o de vaca, siendo especialmente llamativo el elaborado con leche de cabra y frutos secos.

Destaca también el tradicional Pan de Taramundi, así como la elaboración artesanal de mermeladas y licores.

Queremos hacer especial mención a la panadería PANTARAMUNDI S.L., la cual comenzó su andadura allá por el año 1970, y que en la actualidad es la empresa de pan artesano más grande de Asturias, contando con dos centros de producción en Taramundi y uno en Llanera y con una distribución que abarca Asturias, parte de Santander y parte de Galicia. Os recomendamos hacer una parada y disfrutar de su terraza, en el bajo de la casa consistorial.

En el mismo edificio del Ayuntamiento,
En el mismo edificio del Ayuntamiento, se establece esta exitosa panadería con su agradable terraza.

Todo está riquísimo, pero nosotras hemos aprovechado para comprar su famoso pan de hogaza y también miel de la tierra, que también hacen venta de este producto.

Pan de Taramundi.
Pan de Taramundi.

 

Miel de Taramundi.
Miel de Taramundi.

Y como no, los tradicionales dulces asturianos también se pueden comprar en Taramundi: las Casadiellas. Se trata de una especie de empanadilla frita elaborada con una masa de harina de trigo que se rellena con una mezcla de nueces, azúcar o miel y anís.

Fiestas y eventos

En semana santa, el sábado santo se celebra la Feria del queso artesanal y productos locales de Taramundi.

 



Nuestro itinerario por Taramundi

El pueblo de Taramundi llama la atención por la cantidad de sitios que podemos visitar en un lugar tan pequeño. Desde el Castro de la época de bronce, pasando por los Molinos de Teixois, el Museo de la Cuchillería o una Quesería.

Comenzamos…


Nos vamos directos al Museo de la Cuchillería, que desde el pueblo, nos queda a algo más de 1 km, subiendo por una calle empedrada.

MUSEO DE LA CUCHILLERÍA


(Teléfono:

Museo de la Cuchillería. Taramundi.
Museo de la Cuchillería. Taramundi.

Aquí se encuentra la mayor exposición de cuchillos y navajas de toda España. Para verlo, tenemos que desplazarnos algo más de un kilómetro desde el pueblo, calle arriba, donde localizaremos una antigua construcción tradicional de piedra y madera. Allí se han instalado varias salas dedicadas a este objeto artesanal:

–  Sala 1. La historia de la cuchillería de Taramundi.

–  Salas 2 y 3. El proceso de elaboración.

–  Salas 4 y 5. Exposición de cuchillería tradicional.

Pero además hay un taller tradicional de cuchillería, donde hacen demostraciones en vivo de elaboración de navajas y cuchillos.

Demostración de la fabricación de las navajas. Museo de la Cuchillería.
Demostración de la fabricación de las navajas. Museo de la Cuchillería.

 

Proceso de elaboración. La guía del museo nos explica detalladamente todo el proceso.
Proceso de elaboración. La guía del museo nos explica detalladamente todo el proceso.

 

Aunque lo primero que llama la atención a cualquier visitante al llegar, es la gran navaja que luce en el exterior del museo. Es considerada la navaja más grande del mundo. La pieza mide más de siete metros de largo y su peso alcanza los 1.500 kilos.

Museo de la cuchillería. Taramundi.
Museo de la cuchillería. Taramundi.

 

Acceso a la navaja más grande del mundo.
Acceso a la navaja más grande del mundo.

 

Una vez conocido el museo, a unos 500m localizamos una de las fábricas de queso más importantes de Asturias:

QUESERÍA ARTESANAL EO LECHE TARAMUNDI


(Teléfono: 985 646 818 / 608 18 99 61)

Se ubica en el Parque de Empresas Artesanas, a unos 500 metros del centro de la villa de Taramundi. En sus instalaciones el visitante puede conocer, de primera mano, todo el proceso de fabricación del queso. Gracias al arraigo que tienen en Taramundi a la tradición, cuyo objetivo es recuperar las viejas formas y métodos de elaboración, surge una gama de excelentes Quesos Artesanos Asturianos, a los cuales se les denomina “Quesos de Taramundi”.

Elaboración del queso
Cuadro explicativo sobre la elaboración del queso de Taramundi.

Ofrece la posibilidad de adquirir in situ todas las variedades de quesos que produce (maduro, oreado, azul, de cabra, y de nuez y avellana) y otros productos, como el requesón. Principalmente destacamos tres variedades: el de nuez y avellana, el madurado de cabra y vaca (al 50% de ambas leches) y el de cabra puro.

 

Nosotras nos compramos el de avellana y nueces. ¡Mira que pintaza!
Nosotras nos compramos el de avellana y nueces. ¡Mira que pintaza!

El de avellana y nueces es el único de España que contiene frutos secos y su sabor es inimitable. Está delicioso si lo troceamos y lo mezclamos con ensaladas.

Los tres tienen la misma esencia láctea y un gusto inconfundible, largo y mantecoso. Una buena manera de disfrutarlos es gratinándolos o fundiéndolos. Y si ya lo acompañamos con una sidra… ¡mejor qué mejor!

Tres hermanos de una misma madre: la naturaleza y cultura de Taramundi.



Ahora bajamos por una calle empedrada hasta el centro del pueblo, calle Redondela, y a mano izquierda veremos una llamativa edificación religiosa:

IGLESIA DE SAN MARTÍN DE TARAMUNDI

Destaca dentro del conjunto urbano de la Villa debido a su gran volumen, ya que puede ser vista desde cualquier punto de las afueras o montañas cercanas.

Iglesia de San Martín. Taramundi.
Iglesia de San Martín. Taramundi.

 

Iglesia de San Martín. Taramundi.
Iglesia de San Martín. Taramundi.

Construida en el año 1.714, como indica una pequeña losa que se encuentra en su interior, cerca del retablo mayor.

Consta de tres naves, sacristía y campanario, la nave central es más espaciosa que las laterales. Destaca su torre, que es muy elevada, cuadrada y maciza y remata en un capitel de pizarra. Esta no es la torre original de la iglesia, sino que es la segunda que existe desde 1952, cuando un rayo destruyó la original. Tiene cuatro campanas, así como un reloj y la imagen de piedra de San Martín de Tours.

Retablo barroco del altar mayor.
Retablo barroco del altar mayor.

En su interior guarda un destacado conjunto de pinturas y esculturas artísticas.

Interior. Iglesia de San Martín.
Interior. Iglesia de San Martín.

 


Llegamos a la Plaza Manuel Lombardero. En el centro destaca una escultura  que capta nuestra atención; un Busto en bronce dedicado al maestro de primaria Manuel Lombardero Arruñada, inaugurado en 1951. Es el único monumento a un maestro de primaria en particular, de toda España. Fue muy querido en Taramundi por su labor docente durante más de 40 años.

Plaza Manuel Lombardero. Taramundi.
Plaza Manuel Lombardero. Taramundi.

Descendiendo por la calle Redondela, a pocos metros nos encontramos con otra plaza, la Plaza del Poyo, donde se encuentra en Ayuntamiento.

Ayuntamiento de Taramundi y Plaza del Poyo.
Ayuntamiento de Taramundi y Plaza del Poyo.

En el medio de la plaza nos encontramos con una escultura que merece ser mencionada: el Carbayo do Poyo. Se trata de una talla de madera creada por el escultor asturiano Legazpi a partir del roble original que presidía la entrada a la villa, y que no quedó más remedio que cortar en la primavera de 1998 debido al mal estado que presentaba. Fue plantado en 1584 cuando Felipe II otorgó al pueblo el título de villa; pues Taramundi perteneció a Castropol hasta el siglo XV.

Plaza del Poyo. Taramundi.
Plaza del Poyo. Taramundi.

Esta plaza en la que está situado el Carbayo, era el lugar de encuentro de los habitantes del pueblo, y en donde se dice que se impartía justicia bajo el antiguo árbol.

Extrarradio de Taramundi:

CASTRO DE TARAMUNDI: OS CASTROS

Situado en las proximidades de las aguas de los ríos Turia y Cabreira. A unos 500 m del centro del pueblo.

En el año 2000 se iniciaron las excavaciones arqueológicas.

Fundado durante la Edad de Bronce, y ocupado después en la Edad de Hierro (siglo V a.C.) hasta la llegada de los Romanos (siglos I y II d.C. )

La ubicación del castro es muy importante, pues está en el centro de un valle, siendo paso intermedio entre la ría del Eo (gran puerto comercial de la época romana), la Terra Chá de Lugo y el sur-occidente de Asturias.

Castro de Taramundi.
Castro de Taramundi.

En el poblado existen fragmentos de habitación y muralla. También se descubrieron dos hallazgos importantes como son un puñal con funda de madera (época prerromana) y una sauna romana.

Se han restaurado las cabañas del castro, así como también se han instalado paneles explicativos y una pasarela de madera para la comodidad del visitante.

Si estáis interesados en visitar este yacimiento arqueológico y empaparos de toda su historia, os informamos que podéis alquilar las audioguías en la oficina de turismo de Taramundi

Molinos de Mazonovo

Es el Mayor museo de molinos de España. Se haya enclavado a orillas de los ríos Cabreira y Turía. Cabe la pena hacer una parada en este lugar, además se encuentra muy cerquita del pueblo, a tan solo 1 km.

Los antiguos molinos han sido recuperados, con la intención de dar a conocer utensilios e ingenios de nuestros antepasados y las actividades relacionadas con ellos; en el que el visitante se convierte en el verdadero protagonista del museo, ya que la mayoría de los molinos, necesitan de su manipulación para ponerlos en funcionamiento.

Molinos de Mazonovo.
Molinos de Mazonovo.

Pero sus restauradores han ido todavía más lejos y han instalado una serie de reproducciones de molinos, desde el más antiguo conocido hasta el de nuestros días, para poder ver cómo ha evolucionado la molienda a lo largo de los tiempos.

En el museo existen 19 molinos: 8 manuales, 6 hidráulicos, 3 específicos para niños y 2 especiales (Estos dos últimos a tamaño natural, pero expuestos en condiciones ideales, para la compresión de los diferentes elementos de estos ingenios). Se completa la visita al museo con un paseo exterior, vitrinas de elementos relacionados con los molinos y paneles informativos

Conjunto etnográfico de Os Teixois

Abierto al público en 1980, se encuentra a 4 kms de Taramundi.

Molinos de Teixois.
Molinos de Teixois.

Es otra parada obligada en nuestro itinerario, ya que se trata de un conjunto de casas de aldea hechas de piedra en un entorno precioso.
Con sus ingenios hidráulicos han conseguido obtener energía del agua para hacer funcionar una fragua, una pequeña central hidroeléctrica, un mazo utilizado para estirar el hierro (data del siglo XVIII), una piedra de afilar y un molino.

Todo ello tiene un aire rudimentario y artesanal, sin embargo resulta curioso comprobar que todo funciona a la perfección.

Se trata de un conjunto reconstruido y adaptado ligeramente para visitas turística. En la oficina de turismo os informarán de la ruta de senderismo que existe para llegar a Teixois.

Centro de Artesanía de Bres

En la antigua Casona de Villanueva de Bres se encuentra el Centro de Artesanía, donde hay talleres, se puede comprar e incluso se puede aprender ciertas técnicas.

Casa del Agua de Bres

Nace con el objeto de dar a conocer la relación entre culturas y la dinámica del agua a lo largo de la historia, mostrando maquetas de ingenios hidráulicos, tanto de la zona como de otras partes del mundo

Museo Etnográfico de Esquíos

En Esquíos, a 2,5 Km de distancia de Taramundi, se encuentra el museo etnográfico de Esquíos que muestra una importante recopilación (más de un millar de piezas) de objetos antiguos que formaron parte de la vida de la comarca, todas ellas piezas originales.

En definitiva, os aconsejamos disfrutar del pueblo todo un fin de semana, ya que, aunque es pequeño, veis que hay muchos rincones paisajísticos donde perderse, saborear su gastronomía en una terraza, ir de compras, visitar museos, hacer rutas de senderismo, y pernoctar en ese lugar donde nació el turismo rural.

¡Disfrutad de vuestra estancia!

 

Basílica de Santa María.

Un paseo por la ciudad de Pontevedra

¡Muy buenas tardes, fourmigas!

Os proponemos un plan de callejeo que os encantará, porque no hay mejor manera para conocer bien un pueblo o una ciudad, que perderse por sus calles.

Nuestro post de hoy se centra en la preciosa ciudad del río Lérez:

Pontevedra

Además de recorrerla caminando, también os recomendamos coger la bicicleta, ya que desde la implantación de la zona 30 (límite de velocidad máxima de 30 kilómetros por hora en toda su zona urbana), es un lugar perfecto para peatones y ciclistas. Y al ser una ciudad llana, hace que nuestro paseo sea mucho más agradable.

Pontevedra.
Pontevedra.

Pontevedra incluye historia, cultura, ocio y arte. Un lugar único que no debéis dejar de visitar.

Esta “boa vila” es la capital de la provincia, y está erigida sobre unas colinas enclavadas sobre el río Lérez.

Posee uno de los conjuntos históricos más hermosos y mejor conservados de Galicia.

Esta comarca puede presumir de grandes canteros, los cuales hacen increíbles obras de arte con el material más abundante y rico de nuestra tierra: el granito.

Sus calles y plazas tienen nombres gremiales que nos recuerdan su antigua actividad comercial, y están repletas de edificios de arquitectura religiosa, civil y popular. Su desaparecida muralla estaba flanqueada por 7 puertas.

Un viaje al pasado: A Feira Franca

Recordando esa maravillosa época medieval, cabe destacar aquí una de las fiestas más concurridas y populares de Galicia, a Feira Franca, que se celebra el primer fin de semana de septiembre (este año 2018, coincide en viernes 31 de agosto y sábado 1 de septiembre).

Feria Franca.
Vista de la Plaza de la Herrería con la Feria Franca.

Todo el casco histórico es trasladado a pleno siglo XV, desarrollando un gran mercado medieval donde la artesanía, la gastronomía, los torneos caballerescos, la recreación del transporte del vino, la animación en la calle y otras actividades históricas y culturales son las auténticas protagonistas.

Esta fiesta revive la época del rey Enrique IV, hermano de Isabel la Católica, el cual concedió en el año 1467 a la ciudad de Pontevedra la autorización para la celebración de un mercado libre de impuestos cuya duración se prolongaba durante un mes.

Feria Franca 2017. Pontevedra.
Feria Franca 2017. Pontevedra

Si queréis conocer más sobre esta fiesta pontevedresa, pinchad en este enlace: Feira Franca

Aquí podréis descargaros el programa de este año 2018.

 



Comenzamos nuestro itinerario:

Itinerario de la ruta a pie. Pontevedra ciudad.
Itinerario de la ruta a pie. Pontevedra ciudad.

Es una ruta circular, por lo que nuestro punto de partida y llegada es el Parque de la Alameda.

La Alameda
La Alameda

Este gran parque está rodeado por edificios muy representativos como son: el Ayuntamiento y el Pazo de la Diputación (ambos del siglo XIX) o la Subdelegación del Gobierno.

Ayuntamiento de Pontevedra
El ayuntamiento de Pontevedra decorado con todos los detalles de su Feria Franca, una de las fiestas medievales más conocidas de la comarca, que se celebra el primer fin de semana de septiembre.

 

Pazo de la diputación provincial
Pazo de la diputación provincial

 

Monumento al soldado. La Alameda. Pontevedra.
Monumento al soldado. La Alameda. Pontevedra.

Pero sobre todo nos interesa destacar en este gran parque, uno de los edificios más importantes del Museo de Pontevedra, donde haremos una parada:

Ruínas de Santo Domingo

Estas ruinas góticas forman parte del Museo de Pontevedra, y son las únicas que se conservan del antiguo Convento de Santo Domingo, construido por los dominicos en el S.XIV. Su cabecera es excepcional en el gótico gallego, pues goza de 5 ábsides.

Ruinas de Santo Domingo
Ruinas de Santo Domingo

En su interior se conservan elementos de alto valor artístico e histórico: sarcófagos y sepulturas de personajes como el caballero Tristán de Montenegro y una valiosa colección de escudos heráldicos de la antigua nobleza gallega. Es una de las sedes del Museo de Pontevedra, y el edificio más antiguo. También estuvo aquí enterrado el noble gallego del s. XV Pedro Álvarez de Soutomaior, popularmente conocido como Pedro Madruga.

Altar mayor. Ruínas de Santo Domingo
Altar mayor. Ruinas de Santo Domingo

En la Alameda nos encontramos también con un monumento que merece especial mención, dedicado a los Héroes de Ponte Sampaio, los cuales se enfrentaron a las tropas napoleónicas francesas en el año 1809.

Monumento a los héroes de Ponte Sampaio
Monumento a los héroes de Ponte Sampaio

Dejando a mano izquierda el Ayuntamiento, caminamos por  Rúa Michelena, que desemboca en Praza da Peregrina:

Rúa Michelena, que nos lleva a la Plaza de la Peregrina.
Rúa Michelena, que nos lleva a la Praza da Peregrina.

Pero antes de llegar, nos desviamos a la izquierda, por Calle Fernández Villaverde, para hacer una pequeña parada en Praza de Curros Enríquez, con sus fuentes del siglo XIX, creadas en hierro.

Praza de Curros Enríquez (antigua Praza do Hospital).
Praza de Curros Enríquez (antiguamente conocida como Praza do Hospital).

El final de esta calle nos guía a Praza da Peregrina, una de las principales de la ciudad, considerada el corazón de Pontevedra. Conecta la zona nueva con el casco antiguo de la ciudad y es uno de los puntos más frecuentados por los pontevedreses. Destacan sus tradicionales terrazas, especialmente concurridas durante el verano.

Praza da Peregrina.
Praza da Peregrina.

Santuario de La Peregrina

En esta plaza de la Peregrina, se sitúa su afamado santuario, que data del siglo XVIII y es una joya barroca con rasgos neoclásicos.

Es muy curiosa su planta en forma de vieira, única es España. Aunque la patrona de la ciudad es la Virgen de la O, por la Peregrina se tiene una gran devoción. Es punto de parada obligada para todos los peregrinos que hacen el Camino Portugués, a los que la Virgen Peregrina ofrece su protección.

Iglesia de la Peregrina.
Iglesia de la Peregrina.

Hacemos alusión también, en esta plaza, a la escultura del Loro Ravachol, famoso en la ciudad a finales del siglo XIX. Muy conocido por estar presente en muchas de las tertulias de Pontevedra junto a su dueño, el boticario Perfecto Feijóo. Murió en 1913 durante el Carnaval y como recuerdo, la ciudad recrea todos los años el entierro del Loro al final de los Carnavales, sustituyendo el entierro de la sardina que se celebra en la mayoría de las ciudades españolas.

Loro Ravachol
Loro Ravachol

Continuamos la ruta, desviándonos a la izquierda, donde ya veremos la amplia Praza da Ferrería, con la Iglesia de San Francisco en lo alto.

Praza da Ferrería.
Praza da Ferrería.

San Francisco

Se contruyó, casi en su totalidad en el siglo XIV. Esta iglesia conventual de los franciscanos es una obra maestra del arte de las órdenes mendicantes que llegaron a la ciudad en la época de su primer esplendor. Fue declarada monumento histórico-artístico en 1896. En su interior podemos destacar la sepultura de Paio Gómez Charino, trovador, almirante del mar, perteneciente a una de las familias nobles de la época.

 

Convento de San Francisco.
Convento de San Francisco.

 

Vidrieras que embelllecen la cabecera de San Francisco (Pontevedra).
Vidrieras que embelllecen la cabecera de San Francisco (Pontevedra).

 

Convento de San Francisco.
Convento de San Francisco.

Desde esta plaza, accedemos por el Paseo A. Odrionzola y Calle Pasantería, para conocer la afamada Praza da Leña, donde antaño se vendía la leña para calentar las cocinas.

Praza da Leña. Pontevedra.
Praza da Leña. Pontevedra.

Allí enfrente se sitúan tres pazos barrocos que actualmente albergan parte del Museo de Pontevedra, reconocido como uno de los museos más representativos de la historia, la arqueología y el arte gallego: el Pazo de Fernández López, y los de Castro Monteagudo y García Florez (unidos por un pasadizo a modo de puente).

Pasadizo que une los dos edificios del Museo de Pontevedra.
Pasadizo que une los dos edificios del Museo de Pontevedra.

Museo de Pontevedra

Fue creado en 1927 con el patrocinio de la Diputación Provincial, con el objetivo de convertirlo en un centro de estudios y fomentar el conocimiento sobre la cultura gallega en sus distintas manifestaciones a lo largo del tiempo.

Consta de seis edificios:

 

Museo de Pontevedra y Plaza de la Leña.
A la derecha, los pazos Castro Monteagudo y García Florez, pertenecientes al Museo de Pontevedra. A la izquierda, la Plaza de la Leña.

Continuando por Pasantería, llegamos a una calle perpendicular que se conoce como la rúa Padre Sarmiento.


Aquí tenemos dos direcciones:

  • Si vamos por la rúa Padre Sarmiento, a mano derecha, el camino nos guía hasta el Puente del Burgo.

  • Pero si cogemos a mano izquierda, nos dirigimos a la Basílica de Santa María la Mayor.


Comenzamos el itinerario por la derecha, para conocer el Puente del Burgo. Y luego regresamos al mismo punto de partida para continuar nuestra ruta.

Lo primero que vamos a encontrarnos en esta calle, es el Edificio Sarmiento que, como mencionamos, pertenece al Museo de Pontevedra. A su lado, un imponente edificio religioso:

Iglesia de San Bartolomé

Calle Padre Sarmiento. Aquí vemos el Edificio Sarmiento (Museo de Pontevedra) y la Iglesia de San Bartolomé.
Calle Padre Sarmiento. Aquí vemos el Edificio Sarmiento (Museo de Pontevedra) y la Iglesia de San Bartolomé.

La Iglesia de San Bartolomé fue construida por los jesuitas entre los años 1.695 y 1.714. Es uno de los mejores ejemplos en Galicia inspirados en el barroco italiano. En el año 1.767, la orden fue expulsada de España.

San Bartolomé. Pontevedra.
San Bartolomé. Pontevedra.

 

San Bartolomé. Pontevedra.
San Bartolomé. Pontevedra.

En el primer tercio del siglo XVIII se ornamenta la iglesia con una maravillosa serie de retablos que están entre los mejores de la ciudad. Esos retablos conservan piezas de gran calidad atribuidas a Pedro de Mena (la Magdalena Penitente), Gregorio Fernández, Bieito Silveira o Gambino, y otros de la escuela Compostelana y Castellana.

Magdalena Penitente, de Pedro de Mena
Magdalena Penitente, de Pedro de Mena.

Al final de la rúa Padre Sarmiento, tropezamos con la Travesía Padre Amoedo, girando a la izquierda. Aquí localizamos, a mano izquierda, otro de los edificios que pertenecen al Museo de Pontevedra:

Sexto Edificio

Incorporado en el 2013. Está dotado para salas de exposiciones, tanto permanentes como temporales, talleres de restauración, auditorio con capacidad para doscientas personas, aparcamiento y cafetería.

Sexto Edificio. Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).
Sexto Edificio. Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).

En sus 23 salas de exposición permanente, destacamos unas salas dedicadas a Castelao así como también a los pintores gallegos más relevantes, entre ellos, Sotomayor. Es importante mencionar también parte de la colección de pintura y escultura que existe, con obras de Berruguete, Murillo, Zurbarán, Ribalta, Ribera o Vicente López.

Fiesta gallega. Pintura al óleo, creada por Sotomayor.
Fiesta gallega. Pintura al óleo, creada por Sotomayor.

 

Sala de exposiciones de Castelao.
Sala de exposiciones de Castelao.

 

Visita al Museo de Pontevedra (Sexto Edificio).
Visita al Museo de Pontevedra (Sexto Edificio).

 

Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).
Exposición temporal dedicada al Antiguo Egipto (año 2014).

Una de las cosas que no os podéis perder de este museo es el tesoro de Caldas, el más importante de los tesoros prehistóricos exhumados en Galicia y norte de Portugal. Hallado en Caldas de Reis por un vecino que trabajaba poniendo los postes de una viña. Pertenece a la Edad del Bronce y todos los objetos hallados son de oro macizo.

Tesoro de Caldas de Reis.
Tesoro de Caldas de Reis.

Abandonamos el museo y nos dirigimos a la ribera del río Lérez. Desde aquí ya vemos el famoso Pontus Veteris:

Puente del Burgo

Ponte do Burgo.
Ponte do Burgo.

El puente que vemos hoy cruzando el río Lérez, es de época medieval, con algunas modificaciones, ya que el puente romano que había dado nombre y origen a la ciudad (Pontus Veteris = Puente Viejo) estaba en ruinas y en el siglo XII fue reemplazado por el actual. Las murallas medievales comenzaban en un extremo del puente, protegiendo a la ciudad de los ataques.

Aunque la mitología atribuye la fundación de la villa a Teucro, lo cierto es que Pontevedra se convierte en ciudad por un suceso acontecido en este puente: Pontevedra en la Edad Media fue territorio ocupado en varias ocasiones por los portugueses desde que Portugal se independizó de la corona de León en el año 1140; por ello, en el año 1165 se firma “La paz del Lérez” en el puente de O Burgo, entre Alfonso I (Alfonso Enríquez), rey de Portugal, y el castellano Fernando II de León. El problema se resuelve cuando definitivamente se le concede el tratamiento de villa.

Cabe mencionar también que el puente forma parte del Camino de Santiago portugués.


Regresamos a la Calle Padre Sarmiento para dirigirnos a la Praza da Verdura, donde hasta hace pocos años se podían comprar los productos del campo.

En esta plaza destaca un edificio en particular, “A casa da luz”, una construcción del siglo XIX que, como su propio nombre indica, era la sede de la primera fábrica de electricidad de la ciudad, siendo Pontevedra una de las primeras ciudades españolas en contar con este servicio. Hoy alberga la Oficina de Turismo de Pontevedra.

Plaza de la Verdura.
Plaza de la Verdura.

Rastro de Antigüedades

Todos los domingos por mañana, desde el año 1997, un grupo de comerciantes sacaba sus artículos a la Praza da Verdura. Pero con última crisis económica, las antigüedades dieron paso a la venta de productos de todo tipo: bicicletas, juguetes, ropa o herramientas eléctricas. Algunos de ellos procedían del mercado negro. A este descontrol, se unió un conflicto territorial entre los comerciantes y los hosteleros de A Verdura. Así que desde noviembre de 2015, el rastro se traslada a la calle Serra, frente a la Plaza de Abastos.


Unos pocos metros más allá, visualizamos la Praza de Méndez Núñez.

Antiguamente era conocida como Praza da Herva. El nombre actual de la plaza lo toma de la casa donde vivió el Almirante Casto Méndez Nuñez y donde murió en el año 1869.En esta casa, conocida como la Casa de los Montenegro, se celebraron a finales del XIX animadas tertulias de pensadores y escritores, entre ellos Valle Inclán, de ahí que exista una escultura de bronce presidiendo la plaza.

Praza de Méndez Núñez. Pontevedra.
Praza de Méndez Núñez. Pontevedra.

 

Escultura de Valle Inclán.
Escultura de Valle Inclán.

Giramos a la izquierda por Calle Real, que nos lleva hasta Praza do Teucro, a mano izquierda. Es el nombre del arquero griego a lo que se le atribuye, según la mitología, la fundación de Pontevedra.

Praza do Teucro. Pontevedra
Praza do Teucro. Pontevedra

 

Subimos ahora por Rúa Princesa para llegar a Rúa de Isabel II; aquí está nuestra próxima parada: Praza das Cinco Rúas.

Praza das Cinco Rúas
Praza das Cinco Rúas

Como su nombre indica, en esta plaza convergen cinco calles. Es sobre todo conocida por su “cruceiro” del año 1773, muy típico del arte popular gallego. Un monumento que Castelao describe en su obra “As cruces de pedra na Galiza”. Originalmente estaba en Estribela (entre Marín y Pontevedra), pero al final de la Guerra Civil fue emplazado a este lugar. En su base vemos a Adán y Eva en el paraíso, con la manzana en la mano, y la serpiente en un lateral. En la parte superior, nos encontramos una representación de la Virgen María con el niño Jesús en un lado de la cruz, y al otro la crucifixión de Jesucristo.


Según Castelao, “Onde hai un cruceiro, houbo un pecado”. Y es que los “cruceiros” , aunque se discute mucho su significado, se decía que se construían en los cruces de caminos para espantar al diablo o a la Santa Compaña, lugar donde se reunían esas almas en pena.


Cruceiro. Praza das Cinco Rúas
Cruceiro. Praza das Cinco Rúas

Aquí vivió algún tiempo el escritor Ramón María del Valle Inclán (su casa natal se encuentra en la localidad de Vilanova de Arousa). Es un lugar muy concurrido para ir de vinos y tapas.

 


Continuamos por la misma Rúa de Isabel II, que nos lleva a Praza de Santa María, con una de las iglesias más impresionantes de Pontevedra:

Santa María la Mayor

Basílica de Santa María.
Basílica de Santa María.

Esta joya del gótico tardío se conoce como la Real Basílica de Santa María la Mayor. Data del siglo XVI y fue inaugurada en 1559 (podemos ver esta fecha esculpida en la bóveda de la nave central). Antiguamente existía una iglesia románica también dedicada a la virgen, pero se destruyó para construír la nueva basílica.

En el templo se unen elementos del Gótico tardío con componentes del Manuelino portugués y las novedades del Renacimiento.

Fachada occidental de la Basílica de Santa María. Pontevedra.
Fachada occidental de la Basílica de Santa María. Pontevedra.

 

Lateral de la Basílica de Santa María
Lateral de la Basílica de Santa María.

Su fachada principal es de estilo Plateresco, obra del maestro Cornielis de Holanda. Se concibe como un gran retablo pétreo, de tres cuerpos, donde aparecen figuras tan curiosas como Teucro (fundador de la ciudad, según la mitología) con San Miguel y San Rafael, mezclando lo religioso con lo profano. Además cabe destacar una figura que nos llama especialmente la atención, porque lleva gafas: San Xerome (San Jerónimo). Lo encontramos a la derecha de la portada, en la parte inferior.

San Xerome. Basílica de Santa María.
San Xerome. Basílica de Santa María.

A la izquierda de la puerta sur está la escultura del Cristo del Buen Viaje, donde acuden los devotos para que les conceda protección en los viajes que vayan a realizar.

Cristo del Buen Viaje.
Cristo del Buen Viaje.

El interior no es menos impactante, con sus bóvedas de crucería, sus capillas laterales y su altar mayor, del siglo XIX.

Interior de la Basílica de Santa María.
Interior de la Basílica de Santa María.

Os animamos a que subáis al campanario, pues podréis disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Campanario de la Basilica de Santa María la Mayor.
Campanario de la Basilica de Santa María la Mayor.

 

Plaza de Santa María. Pontevedra.
Plaza de Santa María. Pontevedra.

Nuestra ruta llega a su fin, y nos desplazamos por la Avenida de Santa María hasta el punto de partida: la Plaza de la Alameda. Aprovechamos el tiempo que nos queda en la ciudad para tapear en cualquiera de las concurridas calles de vinos.

 

Esperamos que este post os ayude en vuestra próxima visita a esta hermosa ciudad de Pontevedra.

 

¡Feliz semana!

 

Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.

La orilla portuguesa del Miño: VILA NOVA DE CERVEIRA

Ya estamos a viernes, cerquita del fin de semana… ¡qué ganas de aprovechar todo el día de excursión! 😀

Nos apetece desconectar de la rutina de la semana, y qué mejor manera de hacerlo organizando una ruta por:

El norte de Portugal


Desde la Comarca del Salnés, Portugal nos queda a un paso. En una hora nos situamos en el país vecino, así que no hace falta que reservemos hotel; vamos a disfrutar de una agradable jornada empapándonos del ambiente portugués, en unos pueblos pintorescos con mucha historia y tradición.

Sólo hay que cruzar el río Miño, la frontera natural que separa ambos países, al noroeste de la península ibérica.

Nos adentramos de lleno en esta impresionante región do Minho y, en concreto, en 3 villas de gran tradición histórica que se encuentran hacia su desembocadura:

VALENÇA, VILA NOVA DE CERVEIRA y CAMINHA.

Ruta por la orilla portuguesa del Miño
Ruta por la orilla portuguesa del Miño

En este post, nos vamos a centrar en una de estas villas, ya que, al ser sábado, nos interesa pasar el día aquí, por su famoso mercadillo. Estamos hablando de VILA NOVA DE CERVEIRA.

VILA NOVA DE CERVEIRA

Terreiro - Praça da Liberdade.
Terreiro – Praça da Liberdade. A la derecha, la Iglesia Matriz. A la izquierda, la Casa Verde.

Esta villa, a orillas del Miño, se sitúa justo enfrente del municipio gallego Tomiño, al que podemos hacer una escapada por el transitado Puente Internacional o Ponte da Amizade (construído en el 2004).

Es conocida como A Vila das Artes, ya que todas sus calles, plazas, parques y jardines sirven de sala de exposición al aire libre.

Vila das Artes. Decoración en el Castelo de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración en el Castelo de Cerveira. Octubre 2017.
Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.

 

Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.
Vila das Artes. Decoración con paraguas en las calles de Vila Nova de Cerveira.

Su otro gran atractivo cultural es la Bienal Internacional de Vila Nova de Cerveira, una exposición de Arte Contemporáneo que se celebra cada dos años, entre los meses de julio y septiembre. Este año 2017 ya se ha celebrado, por lo que tendremos que esperar al 2019 para ver la siguiente.

Esta localidad portuguesa era conocida antiguamente como "Terras de Cervaria", de ahí que su imagen más representativa sea el Ciervo
Esta localidad portuguesa era conocida antiguamente como “Terras de Cervaria”, de ahí que su imagen más representativa sea el Ciervo.

 

El estuario del río Miño es otro punto de interés importante, ya que forma parte de la red Natura 2000 de la Unión Europea. En este paraje podéis observar aves marinas sin dificultad, tales como garzas, cormoranes, patos o gaviotas.

Fiestas

Dentro de las fiestas más importantes de este municipio, destacamos especialmente dos:

Feira da Historia (última semana de agosto)

Un viaje único a la época medieval. Animación callejera, torneos a caballo, espectáculos circenses y el tradicional mercadillo medieval.

Mercado Natalicio (diciembre)

Vila Nova de Cerveira promueve un amplio programa de actividades de Navidad que incluye un montón de color, la luz y animación, con el fin de impulsar la economía local y atraer a los visitantes a la ‘Vila das Artes’.

Recorrido

Como queremos conocer a fondo todo el pueblo, vamos a dividir la ruta en dos partes.

Primero callejearemos por el casco histórico, a pie. Y después de comer, alquilaremos unas bicis para poder conocer mejor los alrededores, utilizando para ello la Ecopista, que os explicamos en qué consiste en la segunda parte de este post. 🙂

1. Comenzamos nuestra ruta a pie:

Recorrido de la ruta
Recorrido de nuestra ruta

El casco histórico

Recorremos el centro histórico de Vila Nova para conocer parte de su historia. Comenzamos subiendo por Rua do Cais, dejando la explanada del mercado a la izquierda, donde llegamos a la Plaza da Liberdade – O Terreiro.

Terreiro - Praça da Liberdade.
Terreiro – Praça da Liberdade.

Una acogedora plaza donde se respira el ajetreo de la ciudad, en pleno movimiento, con su bares y cafeterías llenas de turistas y gentes del lugar.

Desde aquí podemos acceder al castillo medieval del siglo XV, que domina toda la villa: O Castelo de Cerveira. Lo componen 8 torres de planta cuadrada, con un refuerzo defensivo de baluartes, que datan de los siglos XVII-XVIII.

Castelo de Cerveira. Entrada principal.
Castelo de Cerveira. Entrada principal.

 

Castelo de Cerveira.
Castelo de Cerveira.

 

Muralla del Castelo. Vila Nova de Cerveira.
Muralla del Castelo. Vila Nova de Cerveira.

 

Vistas desde el Castelo de Cerveira
Vistas desde el Castelo de Cerveira

Es una maravilla de lugar, además de las vistas, que son realmente impresionantes. Hace que se pierda la noción del tiempo mientras admiras ese paisaje. ¡No os lo perdáis! ¡Visita obligada! 😀

Vistas del Miño y el mercado desde el Castelo de Cerveira
Vistas del Miño y el mercado desde el Castelo de Cerveira

 

Vistas desde el Castelo de Cerveira
Vistas desde el Castelo de Cerveira

Ojo: cuidado con las escaleras! Son peldaños enormes que os harán ejercitar las piernas!

Escaleras del Castillo. Vila Nova de Cerveira.
Escaleras del Castillo. Vila Nova de Cerveira.

En la Plaza do Terreiro, nos encontramos unos edificios que cabe mencionar, por su importancia arquitectónica:

La Casa verde, un palacete de finales del siglo XIX, de estilo brasileño, se sitúa en la Praça do Terreiro. Sus azulejos, verde esmeralda, son dignos de apreciar.

Casa Verde
Casa Verde

La Iglesia Matriz preside la Praça do Terreiro, y está dedicada a San Cipriano. Su impresionante fachada barroca data del siglo XVIII.

Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.
Iglesia Matriz. Vila Nova de Cerveira.

 

Iglesia Matriz. Interior. Vila Nova de Cerveira.
Iglesia Matriz. Interior. Vila Nova de Cerveira.

 

Biblioteca municipal.

Un hermoso palacete del siglo XVII, que fue declarado Edificio de Interés Público en 1970.

Biblioteca. Vila Nova de Cerveira.
Biblioteca. Vila Nova de Cerveira.

Paços do Concello (Ayuntamiento)

Paços do Concello. Vila Nova de Cerveira.
Paços do Concello. Vila Nova de Cerveira.

 

Después de este recorrido por el casco histórico, no podemos irnos sin visitar el conocidísimo MERCADILLO DE LOS SÁBADOS.

Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.
Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.

 

Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.
Mercadillo de Vila Nova de Cerveira.

 

Mercadillo de Cerveira. Puestos de botones, manteles, puntillas,...
Mercadillo de Cerveira. Puestos de botones, manteles, puntillas,…

 

Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)
Mercadillo de Cerveira

 

Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)
Mercadillo de Cerveira (se ven muchas panaderías y pastelerías)

 

Mercadillo de Cerveira. Plantas, flores,...
Mercadillo de Cerveira. Se ven muchos puestos de plantas y flores, adornando toda la explanada.

 

Mercadillo de Cerveira. Puestos de aceites, chorizos, jamones,...
Mercadillo de Cerveira. Puestos de aceites, chorizos, jamones,…

 

Mercadillo de Cerveira (ya se ven los vendedores de castañas asadas en pleno octubre)
Mercadillo de Cerveira (ya se ven los vendedores de castañas asadas en pleno octubre)

 

2. Comenzamos nuestra ruta en bici:

Ecopista, Parque do Castelinho y Forte de Lovelhe

A lo largo de la ribera del Miño, se encuentra la Ecopista. Es una propuesta del ayuntamiento de Vila Nova de Cerveira para recuperar el entorno y que así, tanto ciudadanos como visitantes, podamos disfrutar de los espacios verdes de la zona.

La Ecopista es una senda verde que discurre por la ribera del río Minho, la cual fue nombrada en 2017 como la tercera mejor ecopista de Europa. Esta vía recorre los pueblos portugueses de Monçao, Valença do Minho, Vilanova de Cerveira y Caminha. Un total de 40 kilómetros de longitud, pero un trayecto muy fácil ya que  apenas tiene desnivel al ir prácticamente todo el tiempo al lado del río.

Nosotras hemos hecho el trayecto del ayuntamiento de Cerveira, un agradable paseo que abarca desde la Praia da Mota (sur) hasta Praia da Lenta (norte). El recorrido es de unos 6 kilómetros, y como decimos, el paseo se hace muy agradable, ya que no hay desnivel.

Ecopista. Panel explicativo.
Ecopista. Panel explicativo.

Durante la ruta podremos observar  la belleza del estuario del Miño, Ilha da Boega, Ilha dos Amores, el Puente Internacional o Ponte da AmizadeParque do Lacer do Castelinho, la parroquia de Lovelhe y su Fortaleza, un observatorio de de la fauna y flora de la zona, hasta finalizar la ruta en Praia da Lenta.

Ecopista. Recorrido a pie.
Ecopista. Recorrido a pie.

Nosotras hemos alquilado unas bicis y un tándem en Anima Minho, una empresa de ocio situada en el Parque do Castelinho y nos hemos recorrido todo el sendero.  😀

Parque do Castelinho - Anima Minho: alquiler de bicis y cars.
Parque do Castelinho – Anima Minho: alquiler de bicis y cars.

 

Tarifas de Anima Minho - alquiler de bicis y cars
Tarifas de Anima Minho – alquiler de bicis y cars

 

Ecopista
Pequeña parada para disfrutar de las vistas del Miño en la Ecopista.

 

Ecopista
Ecopista

 

Vistas de la orilla del Miño desde nuestra tándem.
Vistas de la orilla del Miño desde nuestra tándem.

 

Ecopista
Ecopista

Con las bicis alcanzamos O Forte de Lovelhe, una fortaleza del siglo XVII (al lado de la rotonda de entrada a Vilanova), desde donde puede gozar de las preciosas vistas del Miño y, al otro lado del río, la Fortaleza de San Lorenzo en Goián (Tomiño), que también podéis visitar atravesando A Ponte da Amizade.

Forte de Lovelhe
Forte de Lovelhe

 

Forte de Lovelhe
Forte de Lovelhe

Desde aquí nos dirigimos al final de nuestra ruta en bici: la playa da Lenta. Nos encontramos en el área recreativa de Lovelhe, otro lugar de disfrute para toda la familia: con un agradable merendero, un observatorio de aves, parque infantil, un bar de madera para picar algo,… En definitiva, parada obligada 😀

Ruta Lovelhe-Praia da Lenta
Ruta Lovelhe-Praia da Lenta

Volvemos a nuestro punto de partida, y dejamos las bicis para conocer O parque do Lacer do Castelinho, un lugar idóneo si vais con niños, tanto en verano como en invierno.

Parque do Castelinho - mapa de ruta
Parque do Castelinho – mapa de ruta

 

Parque do Castelinho (entrada al parque acuático)
Parque do Castelinho (entrada al parque acuático)

 

Parque do Castelinho: Parque acuático

 

 

Parque do Castelinho
Parque do Castelinho

 

Parque do Castelinho
Parque do Castelinho

Goza de buenas instalaciones deportivas, minigolf, parque de juegos de agua, entre ellos el genial Aquamuseu, con sus dos animales estrella: las nutrias Eureka y Einstein.

 

Aquamuseu.
Aquamuseu.

 

Una paradita para disfrutar de un "meio de leite" en el Parque do Castelinho.
Una paradita para disfrutar de un “meio de leite” en el Parque do Castelinho.

Aprovechamos este post para informaros que se quiere crear, entre Tomiño y Vilanova de Cerveira, un gran Parque Transfronterizo unido por un puente peatonal, que se hará posiblemente en madera, para que no tenga tanto impacto visual. El paso unirá el parque de Castelinho, que tiene 10 hectáreas con el de la fortaleza de Goián del siglo XVII, que cuenta con una extensión de 4,2.

Proyecto del Parque Transfronterizo. Panel ubicado en el Parque do Castelinho.
Proyecto del Parque Transfronterizo. Panel ubicado en el Parque do Castelinho.

Ultima parada: Visitar el Monte do Cervo

Ya llegamos al final de nuestra intensa ruta, y lo que haremos antes de despedirnos de Vila Nova, será subir en coche hasta el Monte Cervo. Para ello, tenemos que coger dirección Paredes de Coura, por la N-303.

Primero encontraremos la Ermita de la Encarnaçao. Si seguimos subiendo, localizaremos el famoso Cervo, que da nombre a la localidad. Muy cerca encontraremos también el Convento de San Paio, hoy en ruínas, con el Museo del Arquitecto José Rodrígues, conocido artista portugués, famoso también por muchas de las esculturas que decoran las plazas y calles de Vilanova de Cerveira.

Escultura Cervo
Escultura do Cervo

 

Esperamos que este post os ayude a la hora de organizar vuestra escapada a Vilanova de Cerveira. Ya sábeis que podéis dejar vuestros comentarios y sugerencias para ayudarnos a mejorar en todo lo posible.

Y con este resumen del día, nos despedimos por hoy.  🙂

 

Actualización 20 de agosto de 2018:

Este fin de semana hemos vuelto a esta preciosa villa, porque se celebraba la Festa da Història, una feria medieval que… ¡realmente nos encantó! Estaba ambientada con muchísimo gusto.

Además, por tercer año consecutivo, la “Ciudad de las artes” se viste de crochet y nos vuelve a sorprender con la creatividad y la perfección de los trabajos. Estará expuesto hasta el 30 de septiembre.

Así que matamos dos pájaros de un tiro, y disfrutamos de estas dos exposiciones en sus calles.

Aquí os dejamos algunas fotos del día:

O Crochet sai á rua
O Crochet sai á rua

 

Festa da Història
Festa da Història

 

Festa da Història
Festa da Història

 

Festa da Història.
Festa da Història. O crochet sai á rua.

 

Festa da Història. Puestos.
Festa da Història. Puestos.

 

Festa da Història.
Festa da Història.

 

¡Muchas gracias por seguirnos, fourmigas!

 

Bota del peregrino. Fisterra.

Conociendo “A Costa da Morte”: Parte 1

¡Buenos días, amigos ruteros!

Hoy os proponemos un plan que no vais a rechazar. 🙂 ¿Todos conocéis A Costa da Morte? Aunque así sea, seguro que algún recoveco os ha quedado atrás. Por eso queremos hablaros un poco de todo este espacio mágico, con una belleza incomparable.

 

Antes de comenzar, nos gustaría destacar en este post, una cantiga que conocemos muy bien, porque hace alusión a este maravilloso lugar en Galicia. Y es que además de escribir sobre “nosa terriña”, muchas veces también le cantamos, porque llevamos dentro el alma de pandereteiras, ya que pertenecimos a una asociación cultural en la cual disfrutábamos muchísimo con todo este repertorio de cantigas tradicionales. 🙂

Como estas estrofas hablan y cantan a estos pueblos marineros como Muxía o Fisterra, quisimos hacer este kit-kat en la ruta, para compartirlas con vosotr@s:

Para sardiñas Fisterra
para sardiñas Fisterra
para muchachos valientes
Añobres era mi tierra.
 
A campana de Moraime
delorida ten a vose
as rapasiñas de Añobres
para cantar douas diose.
 
Como el pueblo de Mugía
no lo hay en la comarca
porque en el altar tiene
a la Virgen de la Barca



Localización y extensión

 Se llama así al extenso litoral del noroeste de la provincia de A Coruña. Es una costa marcada por playas, acantilados y cabos, entre los que destacan el de Fisterra, Touriñán y Vilán.

Si bordeamos toda la costa, nos encontraremos con nada menos que 17 ayuntamientos y 4 comarcas:

  • Zas, Vimianzo y Camariñas en la comarca de Soneira
  • Laracha, Carballo, Coristanco, Malpica, Ponteceso, Laxe y Cabana en la comarca de Bergantiños
  • Muxía, Cee, Corcubión, Fisterra y Dumbría en la comarca de Fisterra
  • Muros y Carnota en la comarca de Muros-Carnota.

 

Costa da Morte
Costa da Morte

Leyendas

El topónimo de Costa da Morte, según algunos autores, deriva de los numerosos naufragios que se sucedieron a lo largo de la historia en este lugar. Una antigua leyenda, contaba que estos naufragios se debían a los antiguos habitantes de esta costa, los colgaban de los cuernos de sus bueyes, faroles encendidos para confundir a los navegantes y que creyeran que habían llegado al puerto, para que naufragasen y así adueñarse del botín, que era arrastrado a las playas. A estos piratas se les conocía como “raqueiros”. Por esta leyenda, este lugar se conoce como COSTA DA MORTE.

Aunque otros estudiosos afirman que su nombre procede de los antiguos griegos y celtas, porque ellos decían que en estas tierras era donde moría el Sol, el dios Helios, y descendía a la oscuridad, penetrando en Hades, el País de los Muertos.

Sea cual sea la leyenda, lo cierto es que A Costa da Morte es un lugar mágico en el que perderse y desconectar de la rutina.



Comenzamos la ruta:

Los destinos que visitaremos, como sólo tenemos un día, los centraremos en 4 concellos: Camariñas, Muxía, Finisterre y Dumbría.

CAMARIÑAS

El nombre de “Camariñas” deriva de un arbusto autóctono, hoy en peligro de extinción. También se le llamaba “hierba del hambre” ya que durante la Guerra Civil la gente comía su fruto para engañar al estómago debido a la escasez de otros alimentos.

Este concello ocupa una península con dos caras: una, mirando al océano Atlántico; la otra, a la ría que comparte con el ayuntamiento vecino de Muxía.

Cantiga popular de Camariñas 

O pasar por Camariñas
por Camariñas cantando

As nenas de Camariñas
quedan no río, quedan lavando

Camariñas, Camariñas
ai que xa me vas, camariñando

Por unha de Camariñas
vivo no mundo, vivo penando

Miña virxiña do monte
que os mariñeiros, sempre vixías

Non permitades que morra
lonxe da terra, da terra miña

 

El puerto pesquero es el de mayor peso comercial en la Costa da Morte, fundamentalmente debido a especies como la sardina y el pulpo.

Puerto de Camariñas.
Puerto de Camariñas.

Esta tierra es conocida sobre todo por su famoso Encaje de bolillos, una técnica proveniente de los intercambios comerciales con los puertos de Flandes en el Siglo XVI (en 1512 se integra en los Países Bajos Españoles y, en 1555 el emperador Carlos V, como duque de Borgoña, cede estos territorios su hijo Felipe II). Esta técnica de artesanía crea maravillas para el hogar como manteles, sábanas, colchas, paños, trajes de boda….

Plaza da Casa do Concello. Escultura de palilleira (Camariñas).
Plaza da Casa do Concello. En primer plano vemos una escultura en honor  a las palilleiras de Camariñas.

Museo do Encaixe

El Museo do Encaixe de Camariñas se creó en noviembre de 1996. La iniciativa municipal de crear una entidad museográfica en Camariñas dedicada al encaje de bolillos fue la respuesta a una serie de necesidades derivadas de la gran riqueza en patrimonio etnográfico con que cuenta este municipio. Existe una colección de diseños y piezas de encaje de Camariñas así como también de otras partes del mundo. También se exponen los utensilios y materiales utilizados para su elaboración.

Museo do Encaixe. Camariñas.
Museo do Encaixe. Camariñas.

En el museo, tuvimos la suerte de ver palillar a una de las chicas que trabaja aquí. Nos ha regalado un poco de su tiempo, mostrándonos el gran trabajo que lleva crear estos bonitos encajes de bolillos, y el tiempo que se emplea en confeccionarlos. ¡Una mujer encantadora!

 

Artesanía de Camariñas.
Artesanía de Camariñas.

Encaixe de bolillos. Camariñas.

Encaixe de bolillos. Camariñas.
Encaixe de bolillos. Camariñas.

Playa del Trece y Cementerio de los ingleses

A 30 minutos del cabo Vilán o a 20 minutos desde Camariñas, en la Playa del Trece, en Punta de Boi, fue donde tuvo lugar el naufragio más importante de esta costa: la tragedia del Serpent. El 10 de noviembre de 1890 este buque-escuela de la corona británica se va contra las rocas de Punta de Boi. Sólo hubo tres supervivientes, escupidos por el mar hacia la Playa del Trece donde fueron ayudados por un labrador de Xaviña.

En esta playa aparecieron días más tarde los cuerpos de los 172 tripulantes del Serpent. Los vecinos de Xaviña y Camariñas ayudaron a enterrarlos en un pequeño cementerio, hoy llamado Cementerio de los Ingleses. Después de este suceso, el cura de Xaviña y las gentes del lugar fueron condecorados por la corona británica. Durante muchos años, cada vez que un barco de la armada inglesa surcaba estas costas, disparaba salvas de reglamento lanzando al mar una corona de flores. A partir de la tragedia del Serpent, se iniciaron una serie de reformas para mejorar la navegación en este litoral, como la remodelación de Cabo Vilán.

Cementerio de los Ingleses.
Cementerio de los Ingleses.

 

Inscripción conmemorativa por las víctimas del Serpent
Inscripción conmemorativa por las víctimas del Serpent.

En este arenal del Trece se encuentra la mayor reserva de Camariña (planta en peligro de extinción) de Galicia.

Cabo y Faro Vilán

A unos 10 minutos en coche del centro de Camariñas, localizamos un famoso faro, dotado de luz eléctrica en 1896 (el primero en España), seis años después del naufragio del Serpent: el Faro del Cabo Vilán.

Faro Vilán
Faro Vilán

Este faro supuso una notable mejoría para la navegación. Con una torre octogonal de 25 metros de alto, su luminosidad consigue alcanzar las 60 millas (97 km), siendo uno de los más potentes de la época. El anterior de vapor, del que se pueden ver los restos, había funcionado desde 1854.

Cabo Vilán.
Cabo Vilán.

En los islotes y rocas de Cabo Vilán, anidan los Araos de Cons, la gaviota tridáctila y el cormorán moñudo, aves en peligro de extinción, por lo que está declarada Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA) por la Unión Europea.

 

Faro Vilán.
Faro Vilán.

 

Panorámica del Cabo Vilán.
Panorámica del Cabo Vilán.

 

Panorámica. Faro Vilán.
Panorámica. Faro Vilán.

El enclave natural en el que se asienta es espectacular. De hecho, Cabo Vilán fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1933.

Vista del Faro Vilán.
Vista del Faro Vilán.

 

CAMELLE y MUSEO DO ALEMÁN

Camelle pertenece al concello de Camariñas. En su puerto vivió durante muchos años un alemán conocido como “Man”, que se dedicó a pintar los arrecifes y la costa con motivos geométricos. Es un museo de piedras con esculturas creadas con las más diversas formas y colores. El vivía en el centro del museo, en una caseta pintada con llamativos círculos de colores, una constante en su obra. Murió a causa de una gran depresión debido a la desgracia del Prestige en noviembre de 2002.

Una de las esculturas creadas por Man, el alemán de Camelle.
Una de las esculturas creadas por Man, el alemán de Camelle.

 

Camelle. Vista del Atlántico.
Camelle. Vista del Atlántico.

 

MUXÍA

Muxía es también fin del Camino Xacobeo hacia el Atlántico y aquí llegan cada vez más peregrinos por el Camino de la Costa o por el Camino Real. Se asienta en una península. Su punto más alto es el Monte Facho Lourido (300m). Desde aquí tenemos unas preciosas vistas de Muxía.

El origen histórico de Muxía está unido al Conde de Altamira y al Monasterio de San Xoan de Moraime y, como no, al Santuario da Virxe da Barca.

Paseo por el pueblo de Muxía.

Muchas rutas comienzan en el mirador de A Cruz, en Punta da Cruz, donde está la playa del mismo nombre.

Mirador da Cruz. Muxía.
Mirador da Cruz. Al fondo, el monte do Corpiño (Muxía).

Desde aquí nos desplazamos caminando hasta el puerto deportivo, pasando de camino por el monumento al muxián Gonzalo López Abente (1878-1963), conocido como el poeta del mar y vinculado al movimiento político denominado “Irmandades da fala”.  Desde aquí, cogemos el sendero empedrado que nos lleva al alto del monte Corpiño (68 metros) para disfrutar de las maravillosas vistas de la ría, el cabo Vilán o el monte Facho (buscad las antenas). Aquí se encuentra la iglesia de Santa María, de estilo gótico marinero. Desde aquí podemos ver los secaderos de congrio de Muxía; son los únicos en funcionamiento de toda España. Su método de producción es artesanal.

Vamos a bajar por rúa Virxe da Barca hasta llegar al puerto. Queremos visitar la Lonja, donde además de una exposición sobre el Prestige, se puede disfrutar de la gran obra mural de su fachada, creada por el coruñés Joseba Muruzabal.

Joseba Muruzabal.
“Fenómenos do rural”, de Joseba Muruzabal.

Esta pintura es parte de una serie de murales gigantes, ejecutados en distintos lugares de Galicia. El título de la serie es Fenómenos do rural, cuyo objetivo es destacar la figura de la mujer rural, como una superheroína. Aquí podemos disfrutar de la pintura dedicada a Claudina, una mujer de unos 80 años que trabajó toda su vida como percebeira. Más de una vez casi se la lleva el mar.  La obra se conoce como A ninja Claudina e raspa dourada.

Dejando atrás el puerto deportivo y la Lonja, llegamos al Puerto Pesquero: observamos las típicas embarcaciones: pincheiros y volanteiros, barcos de arrastre, espadeiros,..

A medio camino del paseo, pasamos por el Ayuntamiento, que lo vemos desde la calle de la Marina y luego nos desviamos por la calle Real hasta llegar a la plaza de la Constitución (o Plaza Cabo Vila), centro del antiguo núcleo urbano. Aquí se celebraban antes el mercado y las fiestas patronales, ahora trasladadas a la explanada del puerto. Las pequeñas casas de una altura son la vivienda tradicional muxiana. Las antiguas casas de hidalgos, se reconocen por los escudos de sus fachadas.

Praia da Cruz. Muxía.
Praia da Cruz. Muxía.

Volvemos a coger la rúa Virxe da Barca para conocer el santuario.

Santuario de Nosa Señora da Barca

Altar hecho de piedras mágicas, como dice la tradición.

Panorámica del Santuario da Nosa Señora da Barca. Muxía.
Panorámica del Santuario da Nosa Señora da Barca. Muxía.

Es el final de etapa de los peregrinos que, después de visitar al apóstol, se dirigen a estas tierras del Finis Terrae para rendirse a la Virgen.

Construido para cristianizar un lugar donde se realizaban cultos paganos por los antiguos celtas. La primera ermita fue construida en el siglo XII. Pero hubo reconstrucciones y el actual templo es de estilo barroco con planta de cruz latina.

El retablo barroco del altar mayor es obra del escultor Miguel de Romay. En él aparecen representados los doce apóstoles rodeando al camarín donde se encuentra la Virgen de la Barca, que goza de una gran devoción.

Nosa Señora ds Barca.
Nosa Señora ds Barca.

La casa rectoral y el campanario independiente, ya son construcciones posteriores, del siglo XIX. Las torres son de mediados del siglo XX.

Santuario de Nosa Señora da Barca. Muxía.
Santuario de Nosa Señora da Barca. Muxía.

El culto a las piedras está muy desarrollado en la zona. Según la leyenda, la Virgen llegó por mar en una barca de piedra para dar apoyo al apóstol Santiago en su cometido evangelizador: la vela (a Pedra de Abalar), el barco (A Pedra dos Cadrís) y el timón (Pedra do Timón o Pedra dos Namorados) son los restos de la embarcación que tanto turismo genera cada año. Se le atribuyen propiedades curativas y adivinatorias. Merece la pena visitar Muxía durante la la romería mariana más afamada de toda la costa, en el segundo domingo de septiembre. Declarada fiesta de interés turístico nacional.

A Pedra de Abalar, que es uno de los grandes atractivos con los que cuenta la Romería de la Barca, está llena de leyendas de las que los propios muxiáns nos pueden dar testimonio. Tiene la curiosidad de que se balancea (abala) cuando quiere. Cuando conseguimos balancearla, podemos escuchar el ligero sonido ronco de la piedra. La tradición cuenta que este movimiento se produce cuando las personas que se suben en ella son inocentes de pecados. Otra leyenda es que se mueve sola para avisar de los peligros de los temporales o de alguna desgracia. En diciembre del año 1978 un fuerte temporal que afectó a toda la costa gallega y la desplazó de su lugar primitivo, rompiéndola en parte, siendo reparada más tarde en varias ocasiones.

Pedra de Abalar e Pedra dos Cadrís. Muxía.
Pedra de Abalar e Pedra dos Cadrís. Muxía.

Con la cristianización de este lugar aparecieron muchas leyendas de tipo religioso relacionadas con esta Piedra. Vicente Risco nos cuenta que durante la Guerra Civil entre Castilla y Portugal, que duró siete años, la Piedra no se balanceó. También se cuenta que en una ocasión que quisieron robar en el Santuario de la Barca, la Piedra comenzó a balancearse tan fuerte que con su ronco sonar despertó a todos los vecinos, asustando a los ladrones.

El Día de Reyes de 2014, la piedra rompe debido a un fuerte temporal. Anteriormente ya se había fragmentado por el mismo sitio en 1978, 1987, 1997 y 1998, pero hubo restauraciones.

A Pedra dos Cadrís tiene forma de riñón y es el resto de la barca de la Virgen. Según la costumbre, los devotos deben de pasar nueve veces bajo ella para curar sus dolencias reumáticas y de riñones. Debajo de esta piedra fue encontrada la imagen de la virgen, que fue trasladada a la iglesia parroquial, desapareciendo de esta y volviendo a su lugar de origen, construyéndose allí el santuario.

En la navidad de 2013, un rayo cayó sobre la iglesia y causó numerosos daños en el retablo y el techo. En 2015 se restaura, pero provoca la indignación de una parte de la población, no satisfecha con el resultado final.

Nosa Señora da Barca. Muxía.
Escultura A Ferida y al fondo, el santuario. Muxía.

En lo alto del Santuario, nos encontramos con el Mirador de Jesús Quintanal y la escultura A Ferida, recuerdo de la catástrofe del Prestige. Esta zona fue declarada “zona cero” en el año 2002, con motivo de la catástrofe del petrolero Prestige, de ahí este homenaje.

Para volver a la villa, bajamos por rúa Virxe da Barca y continuamos por rúa Atalaya.

Cabo y Faro Touriñán.

La posición natural de esta punta de tierra lo convierte en el lugar por donde desaparece el último rayo de sol de la Europa continental. Este es un lugar solitario. De ahí también su belleza.

La punta más occidental de la península ibérica apenas tiene vegetación debido a los fuertes vientos que azotan la costa, por ello unas curiosas formaciones graníticas rodean los alrededores del faro al que se puede acceder a través de la playa de Nemiña, ideal para visitar con niños.

Desde el equinoccio de primavera, entre el 21 de marzo y el 25 de abril, y después, del 13 de agosto hasta el 22 de septiembre, este lugar se convierte en un excelente mirador para presenciar la puesta de sol.

 

Faro de Tourinan

FISTERRA

Aquí estaba el fin del mundo, el “Finis Terrae” de los romanos. La tradición sitúa al Ara Solis (altar al sol) aquí, construido por los fenicios, y que el Apóstol Santiago mandaría destruir poco después. Los romanos, guiados por el general Decimo Junio Bruto, quedaron sobrecogidos al ver este maravilloso lugar, donde moría el sol.

Aquí también es donde finaliza la última etapa del Camino de Santiago.

Cabo de Fisterra.
Cabo de Fisterra.

Desde la Edad Media, Finisterre ha sido punto clave en el Camino de Santiago. A él llegaban los peregrinos después de visitar al Apóstol para venerar las reliquias de San Guillermo y la imagen del Santo Cristo.

Existen dos tradiciones:

  • El peregrino, al llegar aquí, debe quemar sus ropas usadas en la peregrinación y dejar las botas (pero hoy está prohibido).

  • También existe otra tendencia en los últimos años, y es la de coger una piedra del suelo y grabar los kilómetros recorridos. Después volverla a posar como testigo de peregrinaje.

Fisterra.
Fisterra.

Como homenaje al peregrino, se esculpió un pequeño monumento en bronce, una bota de peregrino sobre una roca en el mismo Cabo Finisterre. Originalmente eran dos botas juntas, pero una la robaron.

Bota del peregrino. Fisterra.
Bota del peregrino. Fisterra.
Uno de los momentos más esperados en Fisterra, es la puesta de sol. Es un lugar mítico en el que tantas personas esperan a ese momento, y después aplauden, emocionados por el momento que están viviendo. Porque realmente disfrutamos al 100% de ese momento. Parece que el tiempo se detiene.

De camino al Faro, la carretera es sinuosa pero vale la pena bordear la costa disfrutando de las vistas, donde nos encontramos obras arquitectónicas importantes las cuales destacamos:

  • Castillo de San Carlos, en el pueblo de Fisterra, junto al puerto. Una fortificación defensiva del siglo XVIII que ho alberga el Museo del Mar.
  • Situado en un alto del Monte do Facho (monte más alto de Fisterra con 241m de altura), mirando hacia el interior de la ría y al Monte Pindo, se encuentran los restos de una ermita destruida en el siglo XVIII, asociada al Ara Solis (culto al sol) y relacionada con ritos de fecundidad, pues según la tradición, en una gran losa horizontal, conocida como A Cama do Santo, dormían los matrimonios estériles para concebir hijos. Aquí se sitúa la Ermita de San Guillermo, en honor a un ermitaño que allí moraba, y que según algunos historiadores era el Duque de Aquitania, Guillermo X, que peregrinó a Santiago en el S.XI y que murió al llegar a Santiago siendo inmortalizado por el pueblo con el pseudónimo de Don Gaiferos, aunque seguramente sea el resultado de la cristianización de un lugar de culto pagano.
  • Iglesia de Santa María das Areas. Declarada conjunto histórico-artístico en 1985. La iglesia fue construida en el siglo XII, conservando el arco triunfal del prebisterio y una ventana en el testero. En siglos posteriores, sufrió varias reformas que la llevaron a su actual estado. Sencilla portada románica flanqueada por dos columnas sobre las que se sitúa un desnudo tímpano. La torre cuadrangular adosada en el S XVI termina en pirámide. En el interior, la venerada imagen gótica del S XIV del Santo Cristo da Barba Dourada cuya talla, del siglo XIV, es gemela de la que hay en la catedral de Ourense. Cuenta la leyenda que fue arrojada al mar por un barco inglés para aligerar carga durante una tormenta, la cual se calmo al instante y la imagen fue recogida por un pesquero de Finisterre. Otra de las historias que se cuentan es que le crecen la barba y las uñas. Las capillas de Santa Lucía, la del Carmen y la de San Miguel merecen la pena ser visitadas. La imagen de la Virgen de Nosa Señora das Areas y varias del Apóstol Santiago así como una estatua sepulcral yacente, que puede pertenecer a Doña Inés de Castro, completan el viaje por este histórico templo. La puerta del muro norte cumple el ritual jacobeo, ya que es derribada todos los años santos. Debido a la gran cantidad de peregrinos que se acercaban a adorar la imagen, en el año 1469 fue fundado un hospital de peregrinos que podemos ver en las cercanías del templo. Completa el conjunto arquitectónico un bello cruceiro gótico del siglo XV. De los más interesantes de Galicia, en su cruz aparecen las imágenes de la Virgen con el Niño y del Cristo crucificado.
  • Cementerio del Fin de la Tierra, diseñado por el arquitecto César Portela.
Cementerio diseñado por César Portela. Fisterra.
Cementerio diseñado por César Portela. Fisterra.

Faro de Fisterra

El Faro de Fisterra fue construido en 1853. La torre mide 17 metros y su luz, situada a 143 metros sobre el nivel del mar, alcanza más de las 30 millas.

Fisterra.
Fisterra.

La constante niebla del invierno provocó que se le añadiera una sirena en 1888, la Vaca de Fisterra, para avisar a los navegantes del peligro existente. Aún así, ha sido escenario de naufragios, como en 1870, cuando el Monitor Captain se hundió llevándose a 482 personas de su tripulación en el suceso más luctuoso de esta costa.

Faro de Fisterra y Hotel O Semáforo
Faro de Fisterra y Hotel O Semáforo

 

Acceso al faro.

 

Placas conmemorativas. Al fondo el Faro.
Placas conmemorativas. Al fondo el Faro.

Cabe destacar en Fisterra una roca de 25m de altura conocida como O Centolo, por su forma parecida a la de un centollo, la cual es golpeada una y otra vez por el fuerte mar formando un perfecto hábitat para los ricos percebes que allí nacen. Esta piedra encierra un trágico suceso: El 7 de septiembre de 1870, el Acorazado inglés HMS Captain impactó contra esta roca falleciendo 482 personas. Es el mayor accidente conocido en la era moderna en este litoral.

 

ÉZARO (Dumbría).

El ayuntamiento de Dumbría, al lado de Cee, será nuestro último destino. Aquí hacemos una parada para disfrutar de la impresionante FERVENZA DO ÉZARO, a unos 30 minutos de Fisterra.

A los pies del Monte Pindo, disfrutamos del paisaje excepcional que forma la espectacular cascada de 60 m de altitud que forma el río Xallas, antes de desembocar en el Océano Atlántico, único de toda Europa con una desembocadura al océano formando una cascada.

Antes de divisar la cascada, nos encontramos con el Museo de la Electricidad o Centro de Interpretación (hoy tiene sus puertas cerradas). Se puede visitar el exterior.

Centro de Interpretación da Electricidade.
Centro de Interpretación da Electricidade.

Una vez allí, accedemos por unas pasarelas de madera perfectamente acondicionadas, para disfrutar del paseo con la mayor comodidad.

Pasarela a la cascada del Ezaro.
Pasarela a la cascada del Ezaro.

Llegamos a la cascada. Es un lugar mágico. A pesar de la aglomeración de turistas, ya que en verano es muy lugar muy visitado, se respiraba tranquilidad. Nos sentamos un rato para disfrutar detenidamente de la caída de sus aguas, recreándonos de la belleza que encierra Ézaro y el Monte Pindo. ¡Espectacular!

Ezaro
Ezaro.

 

Fervenza do Xallas.
Fervenza do Xallas.

Aprovechad la visita para empaparos de leyendas celtas, como nos ofrece su Monte Pindo, el Olimpo sagrado de los celtas. Sus rocas verticales y con formas, recuerdan a personas que según la tradición, son en realidad los espíritus de los antiguos duídas y héroes celtas, para permanecer allí toda la eternidad. También se dice que aquí las meigas celebraban los akelarres.

Monte Pindo y Fervenza do Xallas.
Monte Pindo y Fervenza do Xallas.

A sus pies descansa el pequeño pueblo de Ézaro y su famosa cascada del río Xallas.

Este monte, conocido como el “Olimpo Celta”, tiene una altura de 640 metros y es una masa entera de granito.

Si estáis en buena forma, os aconsejamos la subida hasta la cumbre de A Moa que, aunque tiene dificultad, garantizamos que el esfuerzo vale la pena. En esta zona se encuentra una de las formas pétreas con nombre propio: “El guerrero”, una mole granítica que semeja a un ser humano en pie vigilante por si atacan la cumbre.

Ruta por el Monte Pindo desde Ézaro.
Ruta por el Monte Pindo desde Ézaro.

Al llegar, veremos que nuestro esfuerzo ha valido la pena, ya que podemos ver desde Finisterre hasta las playas de O Pindo o Carnota, incluso la ría de Muros y Noia.

Otro punto muy turístico, al que se puede acceder en coche, es el Mirador do Ezaro. A tan sólo 7 minutos desde A Fervenza. Desde aquí disfrutamos de la caída de la cascada desde otro perspectiva. Desde aquí se divisa la presa, la desembocadura del Xallas y el Cabo Fisterra. Sencillamente impresionante.

Panorámica desde el Mirador do Ézaro.
Panorámica desde el Mirador do Ézaro.

 


Y llegamos al final de nuestro post. Esperamos que con este plan de ruta que hemos elaborado, saquéis el mayor provecho y os animéis a coger el coche para desplazaros a este lugar mágico conocido como “el fin del mundo”.

Y si queréis conocer la ruta del norte, pinchad en este enlace:

 

 

¡Hasta muuuuuy pronto, fourmigas!

 

 

río do Con

Ruta de senderismo por el Monte Xiabre: CASTROAGUDÍN – FONTEFRÍA

¿Qué tal, senderistas? ¿Os animáis a hacer esta ruta con nosotr@s?

Hoy os presentamos una que tenemos muy cerquita, en el concello de Vilagarcía de Arousa, provincia de Pontevedra. Con ella, conoceremos unos de los rincones más bellos y pintorescos del Salnés.

Ubicación geográfica de la ruta
Ubicación geográfica de la ruta

Nuestro punto de salida será Castroagudín (Cea).

Es una ruta complicada, porque a pesar de tener sólo 4 kilómetros de recorrido, es prácticamente todo subida, con un desnivel de casi 200m. La duración aproximada es de una hora. Eso sí,… ¡UNA RUTA ESPECTACULAR!

Itinerario Castroagudín - Fontefría
Itinerario Castroagudín – Fontefría

Esta ruta de senderismo es, si cabe, más bonita en invierno, porque el río tiene su caudal al 100%. Mientras caminamos, podemos disfrutar del maravilloso paisaje de montaña, ya que toda la ruta se realiza sobre la falda del monte Xiabre.

El Monte Xiabre se levanta entre los municipios de Caldas de Reis, Catoira y Vilagarcía de Arousa. Su altitud es de 641 m pero nosotros sólo subiremos hasta los 380 metros, donde se sitúa el merendero de Fontefría.

Podremos disfrutar durante nuestro itinerario de la flora autóctona, como los castaños, robles, mimosas, acacias, helechos,… tan representativos de nuestra zona.

 

Punto de salida:

PLAZA de CASTROAGUDÍN

Fuente de Castrogudín.
Fuente de Castroagudín.

Desde esta plaza partimos para iniciar nuestra ruta hasta Fontefría. Está presidida por una conocida Fuente, labrada en 1797 por el cantero Jacinto Gómez. Su agua es muy apreciada.

Son 53 las fuentes catalogadas en zonas rurales o cerca del casco urbano de Vilagarcía, y esta es una de las más conocidas.

Fuente de Castrogudín.
Fuente de Castroagudín.

 

Durante el camino, disfrutamos de las vistas con elementos de la arquitectura popular gallega como éste hórreo de la imagen, cargado de maíz.

Hórreo con maíz. Castrogudín.
Hórreo con maíz. Castroagudín.

 

Continuamos la ruta siguiendo los carteles indicadores hacia el embalse.

El EMBALSE de. CASTROAGUDÍN

Desde la plaza del pueblo, nos desplazamos por Rúa Lameiro hasta conectar con Rúa Embalse, que nos lleva directamente a nuestra primera parada, aproximadamente a un kilómetro de distancia: Embalse de Castroagudín (Cea).

Vista del embalse de Castrogudín.
Vista del embalse de Castroagudín.

 

Este embalse está situado a 130m de altitud, y en su ribera se encuentra la Estación de Hidrobioloxía “Encoro do Con”, perteneciente a la Universidad de Santiago de Compostela. Toma sus aguas del Río do Con y es el que abastece agua potable a Vilagarcía.

Vista del embalse.
Vista del embalse.

Desde aquí, el Río do Con será el protagonista indiscutible durante todo nuestro itinerario.  Bordeando el embalse, unos metros más arriba, seguimos nuestro camino y llegamos al Area recreativa.

Área recreativa do CON

Esta zona se encuentra aproximadamente a un kilómetro y medio de la plaza. Es un área de descanso, donde podemos disfrutar del entorno,

Area recreativa do Con.
Area recreativa do Con.

 

Embalse de Castroagudín
Embalse de Castroagudín desde el Area recreativa.

 

Panel explicativo.
Panel explicativo.

 

Area recreativa
Area recreativa

Comienza la subida:

A partir del área recreativa comienza la etapa más dura, con empinados caminos y ocho puentes de  madera, hasta llegar a Fontefría.

Inicio de la ruta
Inicio de la ruta

Aproximadamente a un kilómetro del área recreativa, nos encontramos con una pequeña pero fascinante cascada, donde el agua cae con fuerza después de esta temporada de lluvia.

Cascada del Con.
Cascada.

 

El agua desciende con fuerza por la pendiente del Monte Xiabre.
El agua desciende con fuerza por la pendiente del Monte Xiabre.

Aquí os dejamos algunas imágenes que resumen la belleza de este itinerario hasta Fontefría.

Hasta ocho puentes nos encontramos durante nuestra subida a Fontefría.
Primer puente que encontramos.

 

Segundo puente de la ruta.
Uno de los puentes de la ruta.

Sendero con desnivel.
Sendero con desnivel.

 

Detalle de uno de los ocho puentes sobre el río.
Detalle de uno de los ocho puentes sobre el río.

 

Camino que transita por la ribera del río.
Camino por la ribera del río.

 

Elementos que encontramos durante la ruta.
Elementos llamativos que encontramos durante la ruta.

 

En la ruta nos cruzamos con varios de los caminos forestales que atraviesan el monte. En este de la imagen, vemos un bebedero para los animales que viven en Xiabre.

En la ruta nos cruzamos con un camino forestal. Allí se encuentra un bebedero para los animales que viven en Xiabre.
Bebedero para caballos.

 

Camino al lado del río.
Camino al lado del río.

 

Llegamos al segundo camino y continuamos por el camino de la derecha, que sigue el curso del río.
Continuamos por el camino de la derecha, que sigue el curso del río.

 

Otro de los puentes sobre el río.
Otro de los puentes sobre el río.

Llegamos a la meta:

FONTEFRÍA

Llegamos a nuestro destino: Area de descanso de Fontefría (380 metros). Un merendero muy frecuentado sobre todo en verano, con sus bancos y mesas de piedra para disfrutar de un picnic con la familia o amigos. Y si tenemos suerte, incluso podemos ver los caballos salvajes que viven en Xiabre.

Una de las ocasiones en las que hemos podido disfrutar de los caballos de Xiabre, disfrutando de una agradable jornada en el merendero.
Una de las ocasiones en las que hemos podido ver a los caballos de Xiabre disfrutando de una agradable jornada en el merendero.

 

Fuente que le da nombre al merendero.
Fuente que le da nombre al merendero.

 

Merendero de Fontefría.
Merendero de Fontefría.

 

Merendero de Fontefría.
Merendero de Fontefría.

 

Esta foto fue tomada en otra ocasión que subimos a Fontefría, que estaba todo cubierto de niebla, creando un paisaje de lo más tenebroso y pintoresco.
Otra de las perspectivas de Fontefría, Esta foto fue tomada una vez que subimos con niebla, lo que invitaba a fotografiar este paisaje tan tenebroso y pintoresco.

Regreso a CASTROAGUDIN

Decidimos regresar a Castroagudín pero, esta vez, por la carretera, aprovechando las maravillosas vistas del entorno.

Vistas del Embalse desde la carretera que viene de Fontefría.
Vistas del Embalse desde la carretera que viene de Fontefría.

 

Palomar
A la derecha, en la imagen, un palomar. En esta explanada, hace años se jugaba al tiro al plato.

Ya sabéis que también podéis seguirnos por Facebook e Instagram y compartir vuestra experiencia con nosotr@s. 🙂

Esperamos que os animéis a hacer esta ruta.

¡¡Hasta pronto, senderistas!!

Ruta da pedra e da auga

A RUTA DA PEDRA E DA AUGA

La comarca del Salnés, un valle enclavado entre la Ría de Arousa y la Ría de Pontevedra, es una zona donde podéis encontrar diversidad de actividades para vuestros días de ocio. Además de disfrutar de sus hermosas y tranquilas playas, así como degustar un vino Albariño, otra opción para los más deportistas y amantes del campo, es perderse entre los montes gallegos con rutas de senderismo únicas, protegidas del calor gracias a la sombra de sus carballos (robles), castaños y eucaliptos, y la brisa que desprenden sus senderos fluviales, con áreas de recreo y merenderos.

Así que nuestro plan para este fin de semana es conocer a fondo una de las rutas más conocidas de la comarca del Salnés:

A RUTA DA PEDRA E DA AUGA

Se denomina así porque la recorren nada menos que 53 molinos de agua, labrados en piedra (a pedra) que se asientan a las orillas del río Armenteira (a auga). El itinerario transita entre las parroquias pontevedresas de Barrantes (Ribadumia) y Armenteira (Meis).

Una belleza para todos los sentidos.

ruta da pedra e da auga
Ruta da pedra e da auga

Antiguamente, según la tradición, se hacía esta ruta el Lunes de Pascua con la conocida Romería de la Virgen de las Cabezas, y se sigue manteniendo hoy en día.

Muy transitada durante todo el año, “A ruta da pedra e da auga” se ha dado a conocer sobre todo por los paseos que el ex-presidente, Mariano Rajoy, hace durante su período vacacional.

      Los molinos eran el instrumento de trabajo principal para muchos gallegos de la época. Se supone que su aparición está vinculada a los monasterios, que los introducirían en el siglo XI. En él, se molía el maíz o el trigo para crear la harina. Era una profesión de tradición familiar.
Molinos en la "Ruta da pedra e da auga".
Molinos en la “Ruta da pedra e da auga”.
      Junto a los hórreos (tenéis una buena representación en el pueblo costero de Combarro) y los cruceiros, los molinos forman parte indispensable del paisaje agrario gallego.
      ¿Sabíais que se hacían guardias y reuniones, diurnas y nocturnas, tras largas esperas de las moliendas, para vigilar que el molinero no se cobrara una proporción de harina mayor que la debida? A esa cantidad se le llamaba maquía. Y esas “xuntanzas” derivaron en fiestas y en bailes. De aquí procede la conocida muiñeira (molinera), el baile tradicional de Galicia.
      Para estas muiñeiras, se escribían divertidas “cantigas galegas”, que muchas de ellas estaban dedicadas al trabajo del molinero. Y queremos hacer alusión a algunas de ellas:

Unha noite no muíño,

unha noite non é nada

unha semaniña enteira,

eso sí que é muiñada

 

O muíño moe moe,

o rodicio faino andare,

as fillas do muiñeiro,

rabean por se casare

      Esta profesión llega a su fin en los años 50 del pasado siglo, con la irrupción de las máquinas eléctricas. El abandono de sus gentes hace que crezca la maleza, ocultando y destruyendo todos los molinos. Pero gracias al proyecto de rehabilitación la Mancomunidad de Municipios de O Salnés en el año 2001, se ha conseguido un paraje único del que todos podemos disfrutar: molinos restaurados, puentes de madera para cruzar el río, una zona recreativa e increíbles paisajes que no podréis olvidar.

      Estos pequeños molinos eran de una sola planta. Destacan los “pousadeiros” o “pousos”, que son unas repisas junto a la puerta, en las que se descansaban los sacos y que al estar a un metro escaso del suelo reducían el esfuerzo necesario para cargarlos.

Pousadeiro
Pousadeiro: pieza que sobresale de la pared del molino para posar los sacos con el grano o la harina.

 

Comenzamos la ruta:

 

Mapa Ruta da pedra e da auga
Mapa Ruta da pedra e da auga

 

      La ruta se inicia al lado de la rotonda de Barrantes de la vía rápida de O Salnés, donde está la Taberna Os Castaños, en la parroquia de San Andrés de Barrantes (Ribadumia), discurriendo río arriba por las parroquias de San Martiño de Meis y Santa María de Armenteira (Meis).

Inicio de la Ruta da pedra e da auga.
Inicio de la Ruta da pedra e da auga.

      El recorrido termina en el marco incomparable del Monasterio de Armenteira.

Su recorrido son 6,5 km y la duración aproximada es de 2 horas, si lo hacemos andando. Pero otra opción muy atractiva, es hacerlo en bici. Os podemos garantizar, de primera mano, que la ruta en bici es muy satisfactoria 😀

Os contamos un poco sobre las etapas de esta ruta. Podemos dividirla en 3 tramos:

 

Tramo 1:Ruta dos Muíños de Barrantes

(del inicio hasta rotonda de la PO-9405 a la salida de la AG-41).

Primer tramo. Ruta dos Muíños de Barrantes.
Primer tramo. Ruta dos Muíños de Barrantes.

Es muy sencilla de recorrer. Tiene un longitud de 1 km.

Aquí se ven 6 de estos molinos totalmente restaurados.

Casi al comienzo de la ruta, enfrente de uno de los primeros molinos, el denominado molino do Con, hay un petroglifo en el que nos detendremos.

Muíño do Con
Muíño do Con

Este petroglifo presenta abundantes motivos cruciformes y otro elemento geométrico que parte de una cazoleta. Es muy singular ya que no se puede englobar dentro del arte prehistórico de Galicia, ya que su cronología nos remonta a la alta Edad Media, entre los siglos V y X.

Petroglifo do Muíño do Con
Petroglifo do Muíño do Con

Tramo 2: Ruta de los Molinos de Meis

(desde la rotonda de la PO-9405 en la salida de la AG-41 hasta la Aldea Labrega).

Tiene un recorrido de algo más de 1 km y termina en la Aldea Labrega, un lugar que merece una visita obligada.

Ruta da pedra e da auga.
Curso del río Armenteira. Ruta da pedra e da auga.

      En este entorno encontramos también un área recreativa situada en las laderas de un pequeño monte (Cabeza de Boi). Hay una casa de piedra rehabilitada como bar, “A taberna da Aldea”, con terraza incluida, donde podemos hacer un descanso y tomar cómodamente un refresco.

Ruta da pedra e da auga.
Ruta da pedra e da auga.

 

El final de esta etapa lo tenemos en La Aldea Labrega.

      La Aldea Labrega

      Fue construída por la Escuela de Canteiros de la Diputación de Pontevedra en el año 2008. Se quiso representar la vida cotidiana de los pueblos de la Galicia de principios del siglo XX. Cuenta con iglesia, hórreo, cruceiro, lavadero, pozo, fuente, horno y animales domésticos. Todo labrado en granito, la piedra que más abunda en la zona norte de la península ibérica.

Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Campesinos representados en granito. Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.

 

Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Iglesia. Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.

 

Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Detalle de una cerdita dando de mamar a sus cochinillos. Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Horreo y campesinos. Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.

 

Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.
Acceso a la Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.

 

Ruta da pedra e da auga.
Vista del lavadero en la Aldea Labrega. Ruta da pedra e da auga.

 

Tramo 3: Ruta de Senderismo del río Armenteira

(desde la Aldea Labrega hasta el Monasterio de Armenteira).

Es la etapa más larga y complicada. Tiene un recorrido de casi 4 km y medio y prácticamente es todo subida. Eso sí, los parajes son únicos, atreviéndonos incluso a clasificarla como la ruta más bonita de todas.

Ruta da pedra e da auga
Ruta da pedra e da auga

Seguimos caminando a la orilla del río, donde nos siguen acompañando los molinos y además pequeñas e impresionantes cascadas y pozas, con la naturaleza en estado puro.

Ruta da pedra e da auga
Tercer tramo a Armenteira. Ruta da pedra e da auga

Bosques frondosos de castaños, carballos, sauces y abedules.

Ruta da pedra e da auga
Ruta da pedra e da auga

 

Ruta da pedra e da auga
Ruta da pedra e da auga

En la zona próxima al monasterio de Armenteira, el camino es más bello y el río desciende con mayor fuerza. Aquí se concentra una bellísima muestra etnográfica: los “muíños de Serén”, un conjunto de más de 30 molinos rehabilitados que serpentean las márgenes del río.

Ruta da pedra e da auga
Ruta da pedra e da auga

Ultimo esfuerzo, donde nos espera el monumental Monasterio Cisterciense de Armenteira.

Ruta da pedra e da auga
La flecha amarilla nos acompaña todo el camino. Aquí nos indica el final de nuestra ruta: Armenteira.

      Pero antes de entrar en el Monasterio, creo que nos merecemos un buen aperitivo en el Bar Comercio, justo la entrada del cenobio, para degustar cualquiera de sus tapas, donde cabe destacar su empanada de zamburiñas o su jugosa tortilla. La caminata fue laaaaarga y dura! 😀

Monasterio de Armenteira.

Después de llenar nuestro estómago 😀 , vamos a culturizarnos y disfrutar de un importantísimo cenobio cisterciense que data del siglo XIII, en la ladera del Monte Castrove.

La iglesia es un claro ejemplo de la arquitectura sobria del Císter.  Destaca por su increíble rosetón calado y su portada románica con 6 arquivoltas ricamente decoradas.

Fue fundado por el Abad San Ero en el año 1150.

Monasterio de Armenteira
Monasterio de Armenteira

     Según una leyenda famosa en Galicia, en este paraje el abad San Ero, fundador del monasterio, salió a orar y, anodadado por el canto de un pajarillo, durmió durante 300 años. Cuando despertó encontró el lugar totalmente cambiado y lleno de monjes. El más viejo comprobó que en sus libros se hablaba del “santo Ero de Armenteira, noble y piadoso varón, fundador y abad de este monasterio, que nunca más fue visto después de salir a meditar al monte Castrove”, y San Ero, que tanto había pedido a la Virgen ver el Paraíso, murió impresionado por el milagro.

San Ero. Monasterio de Armenteira.
San Ero. Monasterio de Armenteira.

Esta leyenda se recoge en la Cantiga 103 de la famosa obra de Alfonso X el Sabio: Cantigas de Santa María. Es preciosa.

La planta tiene 3 naves y una cabecera con 3 ábsides. Además goza de una maravillosa cúpula en el crucero, asentada en pechinas (poco frecuente en las iglesias gallegas), en la cual se aprecian influencias mudéjares, muy alejadas del modo de construcción utilizado en Galicia y por los cistercienses, lo que la convierte en prácticamente única en la península.

La iglesia del monasterio posee una cúpula única en Galicia, con influencias mudéjares y alejada del císter.

En su interior destaca el baldaquino del altar (siglo XVIII), y la figura de la Virgen de las Cabezas, con un pecho desnudo, sujetando al Niño. Es una talla de madera policromada del siglo XVI y la imagen se relaciona con la aparición de la Virgen al monje cisterciense San Bernardo, a quien le agradeció su devoción permitiéndole probar unas gotas de la leche con la que amamantaba al Niño.

Virgen de las Cabezas. Monasterio de Armenteira.
Virgen de las Cabezas. Monasterio de Armenteira.

Por otro lado, destacamos el claustro, de dos pisos, creado entre los siglos XVI y XVIII.

El monasterio quedó abandonado en el año 1837, tras la desamortización de Mendizábal.

Su recuperación llegó en 1961 de la mano de Carlos del Valle, hijo del escritor Ramón María del Valle-Inclán, con la creación de la Fundación Amigos de Armenteira, y culminó totalmente en 1989. En esta fecha se instalaron aquí diez monjas benedictinas procedentes de Alloz (Navarra).

      Las monjas regentan unahospedería, donde venden pastas y jabones que ellas mismas hacen con aceite de camelia.

Si estáis interesados en conocer más cosas del monasterio, aquí os dejamos su página web:

www.monasteriodearmenteira.es

En la misma entrada por la que se accede al claustro, a la izquierda, hay una oficina del Patronato de Turismo, donde encontraréis información muy útil sobre los recursos de la zona, incluido un mapa de la Ruta da Pedra e da Auga.

 

Como véis, os ofrecemos un buen plan para cualquier fin de semana, donde podréis disfrutar de un plan agradable para toda la familia o amigos, y que seguro disfrutaréis, tanto en verano como en invierno.

      ¡Benvidos a Galicia!

 

Sendero hacia Playa de Cova.

A Illa de Arousa. Un paseo en bici por este paraíso natural

Por fin llegan unos días de descanso para desconectar del estrés laboral, o del ritmo de vida tan ajetreado en el que nos movemos hoy en día.

Pues bien, aprovechando los días que nos regala el tiempo en nuestra comarca, decidimos hacer una ruta en bici por uno de los paraísos más impresionantes del Salnés:

      A Illa de Arousa

Una isla con 36 kilómetros de litoral, de los cuales, 9 de ellos, están habilitados con un carril bici  (desde el Parque do Carreirón hasta el Faro), lo cual hará mucho más agradable nuestro paseo. Además, prácticamente todo su recorrido es llano, salvo las pendientes de la subida al Faro o al Mirador Con do Forno.

Nos encanta perdernos por todos sus parajes y recovecos, porque A Illa de Arousa es todo belleza.

 

Nuestro recorrido lo vamos a dividir en dos partes:

recorrido

 

  • RUTA 1: Desde el comienzo del puente hasta Faro de Punta cabalo.

Comenzamos nuestra ruta al otro lado del puente, donde se sitúa el Eroski Center, en el concello de Vilanova de Arousa. Allí dejamos el coche y descargamos nuestras bicicletas para emprender nuestra pequeña aventura.

      El puente, que impulsó el desarrollo social y económico de la isla, fue construído en el año 1985, y tiene una extensión de 2 km, con un relajante carril bici que conecta Vilanova de Arousa con A Illa.

Puente de 2 km contruído en 1985.
Puente que une A Illa de Arousa con Vilanova.

Continuamos nuestra ruta por orilla mar, dejando a mano izquierda la Playa de O Bao y cogemos el camino de la derecha, dirigiéndonos hacia el Puerto de Xufre. Antes haremos una parada en la Playa Riason, para disfrutar de la vegetación y los cormoranes en las rocas, abriendo sus alas sobre las rocas del mar.

Playa Riason (al fondo el puente de la Isla)
Playa Riason (al fondo se observa el puente de la Isla)

 

cormorán
Cormorán secando sus alas. Al fondo vemos el puente.

 

Vegetación
Vegetación

Después de disfrutar de las vistas, continuamos nuestro camino por el carril bici, dirección O Xufre.

Hacia O Xufre por Playa do Cabodeiro
Hacia O Xufre por Playa do Cabodeiro

Llegamos a la Playa do Cabodeiro, con su pequeño puerto, justo antes de llegar a O Xufre.

Playa Cabodeiro
Playa Cabodeiro.

Ya estamos cerca del puerto. Hacemos una paradita para contemplar las hermosas vistas desde lo alto.

Vistas del Puerto de O Xufre
Vistas del Puerto de Xufre

¡Y por fin llegamos! Estamos en el Puerto de Xufre. Es el más importante de la isla, donde se produce la mayor parte de la actividad pesquera.

Damos un paseo y aprovechamos para comprar unos bocatas y hacer unas fotos más. Todo es tan bonito que no puedo parar de fotografiar 🙂

Puerto de O Xufre.
Puerto de Xufre.

Guardamos los bocadillos para comer después en cualquiera de las paradisíacas playas de A Illa, así que emprendemos rumbo por la costa hacia una de nuestras favoritas: Playa de Sualaxe.

Tenemos que recorrer un sendero de madera que nos lleva hacia la Playa de Cova.

Sendero hacia Playa de Cova.
Sendero hacia Playa de Cova.

Recorremos toda la Ensenada norte de San Xulián para llegar a nuestra playa.

Ensenada norte de San Xulián (al fondo O Xufre)
Ensenada norte de San Xulián (al fondo O Xufre)

Y por fin llegamos al final de la primera parte del recorrido.

Al fondo vemos el famoso Faro de Punta Cabalo. Fue construído en el año 1852 y se puso en funcionamiento un año después. Ahora convertido en un restaurante, donde se puede disfrutar de su terraza y sus vistas.

Faro de Punta Cabalo
Faro de Punta Cabalo

Dejando el faro a la derecha, nos desviamos por un sendero de tierra donde llegamos a nuestro destino: Playa de Sualaxe. Se encuentra escondida detrás de la playa Area de Secada, que conoceremos en la segunda parte de la ruta.

A esta playa se accede a pie, y por este motivo no suele estar muy concurrida de gente, lo cual, la hace aún más apetecible. Además, está muy protegida de los vientos por las enormes rocas que la rodean.

Playa de O Faro
Playa de Sualaxe (al lado del Faro).

 

Playa de O Faro
Playa de Sualaxe.

Nos damos un chapuzón y disfrutamos de nuestros bocatas mientras descansamos del trayecto. Pero en breve, volvemos a ponernos en ruta. 🙂

 

  • RUTA 2: Desde el Faro de Punta cabalo hasta O Bao.

Salimos desde Faro hacia la Playa Area de Secada, descendiendo con nuestras bicicletas por Rúa do Faro, y desviándonos a la derecha por Camiño Area de Secada. Nos toca subir cuesta arriba hasta la playa, pero una vez allí, todo ese esfuerzo merece la pena al ver lo que allí nos espera:

¡Aquí tenéis el paraíso!

Es una playa dotada de bandera azul, muy concurrida en verano por todos los servicios que ofrece: aseos, duchas, papeleras, chiringuito de playa, punto de socorrismo, pedaletas, tumbonas, piraguas y zona de aparcamiento.

Playa Area de Secada (al fondo se ve el Faro)
Playa Area de Secada (al fondo se ve el Faro)

 

Playa Area de Secada
Playa Area de Secada

Continuamos nuestro recorrido descendiendo hasta llegar al Campo de Fútbol.

Campo de fútbol.
Campo de fútbol.

Y volvemos a ascender en dirección al Mirador O Con do Forno.

Es el punto más alto de la isla, de 63m sobre el nivel del mar, y está coronado por una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, más conocido como “O Santo”, que fue instalado en su cima en el año 1962. Desde allí podemos apreciar la mejor vista panorámica de la isla.

Mirador O Con do Forno (a la izquierda se divisa el Puerto de Xufre, a la derecha el Muelle do Campo y al fondo el puente)
Vista panorámica desde el Mirador O Con do Forno (a la izquierda se divisa el Puerto de Xufre, a la derecha el Muelle do Campo y al fondo el puente).

 

Mirador O Con do Forno
Mirador O Con do Forno (al fondo el Sagrado Corazón de Jesús).

Descendemos del mirador bajando por Rúa Con do Forno y, después de atravesar un sinfín de estrechas callejuelas, llegamos al Centro de la isla, desviándonos a la costa por el lado derecho hacia el Paseo de O Campo, que une el Muelle de Pau con la Plaza de Regueiro. Un paseo marítimo de 800m construido en el año 1993. Esta zona es un bonito lugar para pasear.

Casa del Paseo de O Campo
Casa del Paseo de O Campo

 

Por aquí también localizamos el Ayuntamiento y la Plaza de Abastos.

Plaza de Abastos.
Plaza de Abastos.

La Plaza de Abastos, a pocos metros del Puerto de O Xufre y de la Plaza de O Campo, ofrece productos frescos de excelente calidad.

 

Atravesando todo el paseo, llegamos a la Plaza de O Regueiro, donde hay un parque de juegos para niños. Continuamos con las bicis adentrándonos por Rúa Torre (en esta calle se encuentra “O Triskel”, un restaurante donde caben destacar dos platos estrella: el arroz con cunchas y la fideua). Al final de la calle, llegamos a la Iglesia de San Xulián.

Iglesia de San Xulián (1817). De estilo Neoclásico. En su interior cuenta con un púlpito de madera y una bóveda de arista encima del altar mayor.
Iglesia de San Xulián (1817). De estilo Neoclásico. En su interior cuenta con un púlpito de madera y una bóveda de arista encima del altar mayor.

Descendemos por Rúa Priorato, y giramos a la derecha por Rúa Outeiro da Vila, quedando el cementerio al lado izquierdo, y volvemos a girar a la derecha, por Rúa Pedraserrada. Aquí accedemos a Playa Abilleira.

Playa Abilleira.
Playa Abilleira.

Continuamos por otras como son la Playa de Grandín, Playa Mallón y la Playa Espiñeiro

Playa Grandín
Playa Grandín
Playa Mallón
Playa Mallón
Playa Espiñeiro
Playa Espiñeiro

Y una vez llegamos a la Playa Espiñeiro, cogemos la carretera denominada Barrio as Aceñas, que casi el linea recta, nos acerca al Parque Natural del Carreirón.

Un sinfín de calas os esperan con los brazos abiertos, para perderse entre ellas, escondidas entre este maravilloso parque natural. Se puede acceder andando o en bici, pero está prohibido el acceso de mascotas. Como íbamos acompañados de nuestro perro, la visita al parque la dejamos para otra ocasión. 🙂

Playa de Salinas (al fondo el Carreirón)
Playa de Salinas (al fondo el Carreirón)

Y aquí conectamos con el carril bici que abarca todo un bonito paseo hasta la Playa de O Bao, el final de nuestro recorrido.

Como la de Area de Secada, también está dotada de bandera azul, con todos sus servicios, y además, un área recreativa para niños.

Playa Bao Norte
Playa Bao Norte

 

Y hasta aquí nuestra intensa ruta.

Esperamos que os sirva de mucha utilidad a la hora de preparar vuestra miniaventura.

Y si es así, ayudadnos a compartir nuestra experiencia. 🙂 🙂 🙂

 

¡Feliz Semana Santa fourmig@s!